¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Raro prototipo único del Ferrari Dino a subasta en Pebble Beach

    9

    El segundo prototipo fabricado del Ferrari Dino ha logrado sobrevivir hasta nuestros días. Este raro ejemplar cuenta con una configuración muy cercana a la definitiva de producción pero también numerosos elementos y acabados que lo convierten en una pieza única.

    Ferrari Dino Berlinetta GT de 1966.

    Este ejemplar no es un Ferrari Dino 206 GT, aunque lo parezca, sino un Dino Berlinetta GT de 1966, ya que es uno de los primeros prototipos creados durante el desarrollo del modelo de producción. Concretamente este es el segundo prototipo fabricado del modelo y ya cuenta con una configuración muy cercana a la del modelo de serie, aunque también con notables diferencias con respecto a este.

    El valor histórico de esta pieza es indiscutible y no solo por su configuración única, ya que a pesar de contar con un diseño extremadamente similar al de la versión de producción, lo cierto es que su arquitectura es bien diferente a la del Dino 206 GT que llegó finalmente a los concesionarios.

    A simple vista podemos ver como la carrocería de este prototipo difiere ligeramente de la del modelo de producción, ya que algunos trazos y proporciones son bien distintos de los definitivos. Pero el cambio más importante lo encontramos en el motor, pues es en la vista lateral donde es más evidente que este ejemplar es algo más largo que el Dino convencional. Esto se debe a que el V6 Dino se encuentra posicionado de manera longitudinal y no transversal, como en el modelo de calle.

    Similar pero aún no idéntico al modelo de producción.

    Además de una arquitectura bien distinta, este prototipo cuenta con varios rasgos propios. En el frontal encontramos un tratamiento algo distinto para las ópticas, con un paso de ruedas algo más marcado y unas ópticas que parecen estar más enterradas en la carrocería y más adelantadas en el frontal. Los intermitentes delanteros aparecen bajo el paragolpes en lugar de sobre este, donde precisamente se encuentran las ópticas principales.

    La caída del pilar C es algo diferente y la última ventanilla lateral es claramente mayor, debido al aumento de longitud en esta zona por la disposición del motor. En la zaga encontramos además unos pilotos traseros de 3 elementos en lugar de los 2 pilotos circulares habituales. El diseño de la trasera es quizás la nota más discordante, pues son varios los trazos que cambian con respecto al modelo definitivo.

    Este raro ejemplar será subastado por Gooding and Company el próximo mes de agosto durante los eventos paralelos al Pebble Beach Concours d’Elegance 2018. Sus estimaciones le apuntan un valor entre los 2 y los 3 millones de dólares, una cantidad realmente alta para un Dino de calle, aunque la rareza de este ejemplar, además de su magnífico estado, podrías ser suficientes para alcanzar una cifra de ese nivel.

    Raro prototipo único del Ferrari Dino a subasta en Pebble Beach