Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Hyundai desarrolla una tecnología que ayuda a los discapacitados auditivos

Es uno de los grandes problemas de muchos conductores, una significativa pérdida de la calidad auditiva que afecta a personas de diferentes edades. Pero también hay discapacitados totales por pérdida total de la audición. La marca coreana Hyundai ha desarrollado la tecnología "Quiet Taxi" que utiliza señales táctiles y visuales para ayudar a los conductores con esta discapacidad.

El nuevo sistema "Quiet Taxi" desarrollado por Hyundai está funcionando en condiciones reales en la flota de taxis de Seúl

Son muchos, más de los que podemos creernos, los conductores que presentan problemas auditivos al volante. Para la seguridad de los peatones, los de ellos mismos y pasajeros pueden representar un problema de enorme envergadura al no percatarse de los sonidos emitidos por otros vehículos.

Es un verdadero problema el no escuchar absolutamente nada o casi nada. Algunas personas ni siquiera pueden conducir y otras lo hacen a sabiendas de alcanzar una situación de estrés muy elevada. En este sentido, los ingenieros de Hyundai han desarrollado la tecnología"Quiet Taxi", que ayuda a las personas con problemas serios de audición y los discapacitados de este sentido.

Los coreanos han basado el nuevo desarrollo en los sentidos del tacto y la vista, mucho más desarrollados en función de cada persona, analizando los patrones de sonido exterior e interiores mediante el uso de inteligencia artificial sobre dos asistentes de conducción, pero separados de los habituales de seguridad.

El aro del volante cuenta con LED de diferentes colores para indicaciones luminosas

Bajo el nombre de "Conversión Audio-Visual" (AVC) y "Conversión Audio-Táctil" (ATC), el primero permite una comunicación con el exterior a través de proyecciones en el parabrisas en forma de representaciones visuales de los patrones de sonido como las sirenas de los servicios de emergencia.

Al mismo tiempo, el aro del volante cuenta con un LED de diferentes colores que indican información de navegación. El segundo sistema transforma los sonidos en vibraciones y los emite a través del volante al conductor, por ejemplo, la distancia a los obstáculos de los sensores de aparcamiento.

En el siguiente vídeo puedes comprobar el funcionamiento del sistema, en una prueba en condiciones totalmente reales grabado en Seúl. En ella, el taxista es un conductor con graves problemas auditivos pero que desarrolló una vista mucho más afinada, pero el hecho de esta mayor agudeza causa ciertos niveles de estrés al prestar mucha más atención, sin duda uno de los grandes avances que ha sido premiado y funciona en la capital surcoreana.


Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto