¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Isolation Island Concours, un concurso de elegancia... ¡en miniatura!

    Todos los años los llamados “concursos de elegancia” nos permiten disfrutar de auténticas joyas de la automoción. Rarezas, vehículos únicos, en estado original o restaurados, históricos, etc. Lugares como Amelia Island o Pebble Beach son un trocito de cielo en la Tierra. Pero la situación actual no permite ni recomienda este tipo de actos, ¿por qué no hacerlo online?

    Realmente no sería del todo lógico que, no pudiendo celebrar reuniones, se instigase a los propietarios a salir con sus vehículos a sacar fotografías con las que poder juzgar sus tesoros. Lo que sí se podía era darle un enfoque diferente, por que lo habitual es que todo petrolhead no solo tiene un coche en el garaje sino que seguro que tiene más de una miniatura por casa.

    Así nace el Isolation Island Concours (IIC), de la mano del juez y periodista Andy Reid. Su arranque tuvo lugar el mes pasado y lo cierto es que ha conseguido un notable éxito en las tres ediciones que se han celebrado hasta ahora, las cuales tienen lugar cada dos semanas. Como suele pasar, la casualidad ha tenido parte de la culpa.

    Hastiados por el hecho de que no había concursos ni exposiciones a las que asistir, se preguntaba mientras limpiaba su despacho dónde y cómo había adquirido tal cantidad de modelos en miniatura. Y entonces fue cuando se le encendió la bombilla, preguntándose si habría la posibilidad de crear un concurso para ellos.

    A través de la página de Facebook del concurso, un equipo formado por un total de 30 jueces con experiencia en concurso de elegancia son los encargados de revisar cada uno de los vehículos.

    Hay nombres conocidos como por ejemplo McKeel Hagerty (CEO de Hagerty), que es el juez principal. También está Bill Warner (fundador del Amelia Island Concours), Ralph Gilles (jefe de diseño de Fiat-Chrysler), Thomas Plucinsky (jefe de comunicaciones de BMW) o John Doonan (Presidente del IMSA).

    Los vehículos en miniatura siguen el mismo formato que los concursos reales, por lo que están repartidos en diferentes clases. Se dividen en un total de 15 categorías diferentes (por épocas, marcas, tipos, etc.), siendo la dinámica muy sencilla y entretenida a la hora de participar.

    Desde la propia página de Facebook tan solo tienes que encontrar la categoría en la que vas a participar. Solamente se permiten 25 vehículos por cada clase y evento, y solamente puedes participar una vez con un coche (en total, no en cada clase). Además, no es posible repetir vehículo a no ser que sea de años diferentes o tengan una librea distinta uno de otro.

    Una vez que has comprobado que no se ha llegado al límite de participantes y que tu coche no está repetido, entonces es el momento de hacer un comentario e incluir una foto. A continuación, respondes a tu comentario otras tres veces para insertar un total de cuatro fotos (o hasta un máximo de seis), que son las permitidas y con ellas, el jurado valorará tu coche.

    Están permitidas escalas 1/18, 1/24 y 1/43, estando también abierto a las motocicletas que tienen su categoría. Hay también un coste máximo para la maqueta, y que es de 350 dólares. De igual forma, puede ser tanto un modelo comercial como uno que hayas montado tu mismo a partir de un kit o que hayas construido desde cero.

    El Isolation Island Concours se rige por las normas francesas en este tipo de concursos, es decir, que no se tiene en cuenta el compartimento del motor. Se puede adjuntar en las fotos, pero no servirá como criterio a la hora de valorar la miniatura en su conjunto.

    Por supuesto, y al igual que en los concursos reales, no es solamente soltar las fotos y ya. Lo bonito es la historia que estos “juguetes” tienen detrás, y por ello te invitan a contar tu historia con ellos: por qué lo adquiriste o cómo llegó a tus manos, cuál es el encanto especial que tienen para ti, etc.

    Esta parte también es valorado por el jurado, así que hay que tomarse un poco de tiempo a la hora de contar la historia. El reglamento del concurso, así como los ganadores de las tres ediciones anteriores, se pueden consultar en la página web del evento.

    Actualmente está en marcha la cuarta edición del mismo, cuyas inscripciones están abiertas hasta el próximo 19 de mayo. Tras tres rondas completadas, la cantidad de participantes en cada categoría ha ido en aumento.

    Por supuesto, este tipo de concursos también tienen un trasfondo social y benéfico. El ICC sugiere que cada participante haga una pequeña donación a una organización benéfica o a un banco de alimentos de su comunidad. Como ellos mismos dicen, si solamente puede contribuir con un dólar, pues contribuya con ese dólar. En total, llevan recaudados más de 40.000 dólares.

    Así que ya sabes, si tienes una miniatura bonita en una vitrina y con un valor especial para ti, es hora de enseñarla al mundo.

    ¿Quién te dice que no puedes ser uno de los próximos ganadores?