¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La primera gran actualización del Mazda CX-4 filtrada al completo

    Mazda CX-4 faceliftPaul Tan

    El Mazda CX-4 está a punto de recibir una gran actualización en China y estas son las primeras imágenes del nuevo modelo totalmente al desnudo, sin ninguna clase de camuflaje que oculte las novedades de su carrocería. Gracias a estas modificaciones, el nuevo Mazda CX-4 facelift resulta extremadamente similar al Mazda CX-30 que se comercializa en Europa.

    El Mazda CX-4 es un crossover de tamaño compacto que, como bien indica su nombre, se sitúa entre los actuales Mazda CX-3 y CX-5. Este modelo fue desvelado en 2016 en China, ya que es fabricado y comercializado exclusivamente en ese mercado, donde no ha sido lanzado el Mazda CX-30 que podemos encontrar en los concesionarios europeos.

    Presentado en 2016, el Mazda CX-4 no había sufrido todavía ninguna actualización, y muchos menos estética, como la que está a punto de recibir el crossover compacto. Estas primeras fotos espía fueron tomadas durante un avistamiento casual en la calle, de ahí que las imágenes sean de pequeño tamaño y dispongan de muy poca resolución, pues fueron tomadas a toda prisa con un dispositivo móvil. Aún así, son más que suficientes para poder ver los numerosos cambios que va a sufrir el modelo.

    En la trasera también encontramos muchos cambios.

    Las novedades estéticas del nuevo Mazda CX-4 se centran en el frontal y la zaga, donde encontramos nuevas ópticas LED y nuevos paragolpes, tanto delante como detrás, así como nuevas molduras cromadas. El resultado estético muy sencillo de definir, pues con estos cambios el nuevo Mazda CX-4 facelift se parece y mucho al nuevo Mazda CX-30, tanto en su vista delantera como la trasera. Es harto evidente que los diseñadores de la marca japonesa se han inspirado en el nuevo modelo para renovar el CX-4.

    A pesar del parecido entre ambos modelos, no solo por concepto y posicionamiento sino por simple parecido estético, sobre todo tras las novedades de este próximo facelift, el Mazda CX-4 chino y el Mazda CX-30 son modelos muy diferentes. Mientras que el CX-4 cuenta con 4.633 mm de longitud total, el CX-30 se tiene que conformar con 4.395 mm de largo. El modelo chino también es más ancho, algo más bajo y cuenta con una distancia entre ejes superior que el modelo que conocemos en Europa.

    A nivel mecánico no deberíamos encontrar diferencias con respecto al modelo anterior, por lo que podemos esperar que el CX-4 siga contando con los motores de 4 cilindros SkyActiv-G de 2.0 y 2.5 litros, que entregan 158 y 192 caballos respectivamente. Estos bloques están asociados a una transmisión SkyActiv-MT manual de 6 velocidades o una caja SkyActiv-Drive automática, también de 6 relaciones.

    Fuente: Paul Tan

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto