¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Mazda M Hybrid, así es el sistema híbrido ligero que reduce el consumo

Mazda M Hybrid, el sistema semihíbrido de la compañía japonesa.

Mazda apuesta por la electrificación suave con su tecnología semihíbrida (MHEV) de 24 voltios. Se trata del sistema Mazda M Hybrid, disponible tanto en la gama del Mazda3 como del Mazda CX-30. Esta tecnología de electrificación ayuda a reducir el consumo de combustible de manera notable. Explicamos cómo es su funcionamiento.

Los nuevos Mazda3 y Mazda CX-30 ya están a la venta en España. Los dos modelos compactos del fabricante japonés llegan cargados de importantísimas novedades más allá de la evolución del lenguaje de diseño KODO de Mazda. Entre todas ellas, destaca la electrificación. Una realidad en los motores de gasolina Skyactiv que montan tanto el mencionado compacto como el todocamino.

El sistema es conocido como Mazda M Hybrid y se trata de un sistema híbrido ligero que utiliza un motor eléctrico que asiste al motor principal, y una batería de 24 voltios y 600 kJ. Esta tecnología contribuye de manera directa a reducir el consumo de combustible mediante la regeneración de la energía recuperada durante la deceleración a través de un motor eléctrico que asiste al de combustión.

Mazda M Hybrid

El sistema semihíbrido Mazda M Hybrid hace uso de una batería de iones de litio de 24 voltios.

Cómo es y cómo funciona el sistema Mazda M Hybrid

El sistema Mazda M Hybrid se compone de un generador reversible integrado (ISG) que convierte la energía cinética que se recupera durante la frenada en energía y la almacena en una pequeña batería de iones de litio de 24 voltios. También utiliza un transformador CC/CC para llevar la tensión hasta el valor necesario y suministrarla a los componentes eléctricos del coche.

El ISG es accionado por una correa, lo que también permite al sistema aportar asistencia a la propulsión y ayudar al motor de combustión interna de gasolina arrancar más silenciosamente después de que lo haya parado el sistema i-Stop (Start&Stop). El sistema M Hybrid de Mazda puede apagar el motor principal durante más tiempo, con el consiguiente efecto positivo en el consumo de combustible.

La batería de iones de litio de 24 voltios se encuentra en los bajos del vehículo para minimizar cualquier pérdida de espacio interior. Además, la ubicación escogida para la batería ayuda a optimizar la distribución del peso y contribuye a la seguridad en caso de colisión.

Mazda M Hybrid

La tecnología Mazda M Hybrid es capaz de reducir de manera notable el consumo de combustible.

Otra de las claves del sistema Mazda M Hybrid más allá de la reducción del consumo de combustible es que también facilita la conducción. Cuando el coche arranca, acelera o se detiene, las transiciones resultan más fluidas y naturales. Cuando al par del motor se suma el par de la unidad eléctrica, el sistema semihíbrido puede generar la misma aceleración que la que proporciona un motor de gasolina, pero con un consumo menor.

Tampoco debemos obviar que al tratarse de una mecánica electrificada los vehículos de Mazda que cuenten con el sistema M Hybrid podrán presumir de lucir el distintivo ECO otorgado por la DGT(Dirección General de Tráfico) y, por lo tanto, evitar muchas de las restricciones al tráfico que pueden darse en las grandes ciudades.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto