¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los mejores prototipos de Audi con motor TDI

    Audi está celebrando por todo lo alto los 25 años de la tecnología TDI en los motores diésel. La marca ha presentado varios prototipos con turbo eléctrico. Pero no hay que olvidar los prototipos de años atrás, que avanzaban los pasos de los motores TDI, llegando en algunos casos a materializarse, como el Q7 V12 TDI.

    Este año 2014 es especial para Audi, concretamente para los motores TDI de la marca de los cuatro aros, puesto que se cumple el 25 aniversario de la llegada de esta tecnología. Como celebración, los alemanes están mostrando varios prototipos como el A7 Sportback TDI Competition, el RS5 TDI concept o el A6 TDI concept, que destacan por utilizar la sobrealimentación eléctrica.

    Son los prototipos del hoy, pero a lo largo de la historia Audi ha tenido muchos concept cars que anunciaban sus futuros pasos en este competitivo mundo que son ahora las mecánicas diésel.

    Estos prototipos no pueden caer en el olvido, pese a que lo que en su día anticiparon ahora se comercialice en algunos coches de fabricación en serie. Hoy repasaremos algunos de los mayores escaparates tecnológicos de la tecnología diésel de Audi de los últimos años, usando como base tanto los modelos más altos de gama como algunos de mayor volumen.

    Audi Q7 V12 TDI

    En 2007, plena moda de los SUV de gran tamaño, cuando todavía no conocíamos el significado de la palabra crisis, Audi acudió al Salón del Automóvil de Detroit con el Q7 V12 TDI.

    Este modelo acabó viendo la luz en 2008, solo un año después de su presentación, y no solo supuso la llegada de la variante más potente de este SUV, sino que también era el primer motor diésel V12 de producción en serie y uno de lo más potentes del mundo. El mastodóntico Q7 V12 TDI alcanzaba los 100km/h en 5,5 segundos gracias a sus 500CV y 1.000Nm.

    Audi R8 V12 TDI

    Un año después de la presentación en el Salón de Detroit del Q7 con motor diésel de doce cilindros, en 2008, Audi volvió a Detroit, la feria más importante del automóvil en Norteamérica con otro concept con motor 6.0 V12 TDI, el Audi R8.

    En esta ocasión no llegó a materializarse el R8 TDI, nunca ha habido uno diésel, pero la marca de los cuatro aros puso el listón bien alto, con un 0-100 de 4,2 segundos, una velocidad máxima de 300km/h y lo más sorprendente, un consumo medio de sólo 10 litros a los 100.

    Audi A3 TDI clubsport quattro

    A mediados de 2008 también fue presentado el Audi A3 TDI clubsport quattro, un prototipo que mostraba hasta que punto era capaz de llegar la casa alemana con uno de sus motores más exitosos, el 2.0 TDI.

    Este prototipo extraía de un bloque de 2.000cc 224CV y 450Nm, una potencia de casi 114CV por litro. Era pieza clave el turbo de geometría variable de mayor tamaño y el sistema de inyección a mayor presión. Este concept conseguía un 0-100 de 6,6 segundos y 240Km/h de velocidad punta. Una caja de resonancia conseguía que el motor tubiese un sonido más deportivo.

    Audi e-tron Spyder

    A finales de 2010 en el Salón del Automóvil de París los motores TDI volvían a ser el conejillo de indias para Audi. Se presentó el e-tron Spyder, un concept en el cual tras el habitáculo descansaba un sistema de propulsión híbrido enchufable e-tron, que combinaba un motor diésel con uno eléctrico.

    Era un modelo quattro, aunque el V6 TDI 3.0 de 300CV era el encargado de mover las ruedas traseras, mientras que dos motores eléctricos movían las delanteras. Pese a ser un híbrido muy eficiente, con una autonomía eléctrica de 50 kilómetros y un consumo medio de 2,2 litros a los 100, sus prestaciones eran buenas, con 4,4 segundos en el 0-100 y 250km/h de velocidad máxima.

    Audi nanuk quattro concept

    Para conocer el Audi nanuk quattro concept, uno de los prototipos más recientes, hay que ir al año pasado, 2013. La marca presentó un crossover de aspecto coupé con motor V10 TDI en posición central. Eran 5.0 litros de cilindrada 544CV y 1.000Nm de par.

    Una presión de inyección muy elevada, dos turbos y la distribución variable permitían que este modelo llegase a alcanzar los 305km/h, logrando un 0-100 de 3,8 segundos y una media de consumo baja, de 7,8 litros.

    Fuente: Audi

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto