¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las agencias de Mercedes en Australia exigen una compensación multimillonaria

    Fran Romero
    Fran Romero5 min. lectura

    Hace casi un año que te contamos la importante transformación que acometerá Mercedes en 2023. La firma de la estrella alcanzó un acuerdo con los concesionarios europeos para convertirse en agencias, un nuevo concepto de venta. Pero al gigante se le ha abierto un importante frente en Australia con una demanda colectiva por este tema.

    La marca de la estrella pretende ser la primera marca del mundo en transformar su modelo de negocio de venta de coches nuevos. Hace un año que te contamos que el gigante alemán había diseñado una nueva estrategia en la que los concesionarios se transforman en agencias, unos entes que venderán los modelos con un precio fijo en todos ellos, por lo que ya no habrá diferencias en los precios de los coches nuevos entre las concesiones de los países.

    Estas agencias actuarán como intermediarios en la relación entre los clientes y la marca y recibiendo una comisión por cada unidad entregada en compensación, y continuando con sus servicios de postventa habituales. En Europa, Mercedes ya ha firmado los correspondientes contratos, por lo que este modelo de negocio arrancará en algunos países europeos a lo largo de 2023 y se sumará España a partir de 2024. Pero no todos los concesionarios están satisfechos, una gran parte de los de Australia está claro que no, pues nada menos que 38 de los 55 oficiales en el país han presentado una demanda colectiva por este motivo de las agencias.

    Mercedes-AMG Australia
    Sala de un concesionario de Mercedes-AMG en un concesionario de Melbourne

    Mercedes apuesta por precios más transparentes

    Los denunciantes argumentan que el modelo de negocio se gestó en secreto, a pesar de que fueron consultados sobre este tema. Y, aunque es cierto que un elevado número se opuso, la firma siguió adelante con su transformación; de hecho, 17 concesionarios australianos ya están funcionando como agencias desde el pasado mes de enero, y no forman parte de esta denuncia. Los descontentos entienden que este nuevo modelo de agencia les hará perder una gran parte de los ingresos y ganancias por el establecimiento de un precio fijo que elimina la competencia entre concesionarios y que va mucho más hacia la venta online, rebajando también la relación con los clientes.

    La reclamación dirigida a Mercedes incluye también una violación de la normativa de franquicias en Australia, por lo que exigen más de 460 millones de euros en compensación por las ganancias que dejarán de obtener, por las inversiones realizadas para adecuar sus instalaciones a la imagen de la marca de la estrella. Fuentes de Mercedes Australia se han manifestado al respecto señalando que «Es evidente que los clientes australianos han adoptado el nuevo modelo de ventas, que aporta a nuestros valiosos clientes unos precios más transparentes, al mismo tiempo que una reducción de las tarifas de entrega del distribuidor y el acceso de todos los australianos a nuestro grupo nacional de vehículos, independientemente de dónde viva el cliente».

    La contienda se presenta complicada, pues ya existe un precedente anterior, cuando los de GM decidieron prescindir de Holden, por lo que los concesionarios demandaron al gigante americano, resultando condenado a indemnizar a los concesionarios por su decisión de rescindir unilateralmente la relación contractual ocasionando un desequilibrio de poder inherente entre los concesionarios de automóviles y los fabricantes. Una sentencia utilizada por el gobierno australiano para introducir una mayor protección en el código de franquicias, exigiendo «una compensación justa y razonable para los franquiciados en caso de terminación anticipada». Ahora, será el tribunal federal el que estime si la transformación de concesionario a agencia constituye o no una finalización anticipada o solamente se trata de un cambio en la figura y en las condiciones.

    Fuente: ABC.net.au