Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Mercedes-AMG GT S Roadster: un nuevo miembro se suma a la familia

9

La familia AMG GT da la bienvenida a un nuevo miembro de carrocería descapotable. Se trata del nuevo Mercedes-AMG GT S Roadster. En las entrañas del nuevo AMG GT S Roadster se encuentra un motor V8 de 4.0 litros biturbo que arroja una potencia de 522 CV.

Mercedes-AMG GT S Roadster 2018 - posterior

El nuevo Mercedes-AMG GT S Roadster ya es una realidad. El nuevo miembro se suma a la familia.

Mercedes-AMG ha presentado el nuevo miembro que se sumará a la familia AMG GT desde esta misma primavera. Se trata del nuevo Mercedes-AMG GT S Roadster. Con su desembarco, las opciones de modelos de carrocería descapotable siguen aumentando. Tomando como punto de partida al propio Mercedes-AMG GT S y su mecánica V8 biturbo, el resultado salta a la vista en las imágenes que acompañan este artículo.

Estéticamente no hay novedades y la gran diferencia reside, lógicamente, en la capota de lona que se ha instalado para permitir a los conductores disfrutar de la experiencia de conducción del nuevo Mercedes-AMG GT S Roadster a cielo abierto. Mercedes-AMG destaca que la base de las altas prestaciones de este nuevo modelo reside en la combinación del chasis «spaceframe» de aluminio, el apartado mecánico, un bloque de diferencial trasero y una suspensión deportiva de aluminio de dobles triángulos.

El nuevo Mercedes-AMG GT S Roadster viene equipado de serie con un sistema de amortiguadores adaptativos AMG Ride Control. Controlados de manera electrónica, ajusta la suspensión de cada rueda de manera individual y permanente para adaptarse a cada situación. El resultado es una conducción más segura y confortable. El vehículo se adaptará al estado de la calzada.

Mercedes-AMG GT S Roadster 2018 - interior

Así es el el interior del nuevo Mercedes-AMG GT S Roadster.

Otra de las claves es el sistema AMG DYNAMIC SELECT Controller, un selector que permite al conductor optar por los siguientes modos de conducción: Comfort, Sport, Sport Plus, RACE e Individual. Cada uno de estos modos de conducción modifican parámetros clave como la respuesta del motor y el cambio, la curva del acelerador o la propia suspensión detallada anteriormente.

El bloque de diferencial trasero controlado electrónicamente también está incluido en el equipamiento de serie. Ayuda a mejorar la tracción de las ruedas motrices y aumentar la velocidad máxima de paso por curva. Entre la dotación también encontramos un sistema de frenos AMG high-performance con pinzas pintadas en color rojo. Opcionalmente se puede optar por unos frenos de material cerámico.

Pasando al apartado mecánico, todo pasa por un motor AMG de 4.0 litros V8 Biturbo. Arroja una potencia total de 522 CV y 670 Nm de par máximo. Asociado a una caja de cambios automática AMG SPEEDSHIFT DCT 7G de siete velocidades, permite al deportivo descapotable de Mercedes-AMG acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 308 km/h.

Mercedes-AMG GT S Roadster

El nuevo Mercedes-AMG GT S Roadster es propulsado por un motor V8 Biturbo con 522 CV.

Fuente: Mercedes-Benz

Noticias relacionadas

Mercedes-AMG GT S Roadster: un nuevo miembro se suma a la familia
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto