Mercedes desarrolla sus nuevos modelos eléctricos sobre la nueva plataforma EVA

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(25 fotos)
  • Hemos cazado al equipo de pruebas encargado del desarrollo de la nueva plataforma EVA de Mercedes, sobre la que se desarrollará la nueva generación de modelos eléctricos de la marca.
  • Estos emplean varias mulas de pruebas con la carrocería del Clase GLC.

Mula de pruebas de la nueva generación de eléctricos de Daimler.

Estas son las primeras imágenes de las mulas de pruebas con las que Mercedes-Benz está desarrollando la nueva plataforma EVA, siglas de Electric Vehicle Architecture. Esta será la plataforma empleada para la nueva gama de modelos eléctricos de la marca alemana.

En el Salón de París de 2016 pudimos ver la primera muestra física de esta en la forma del prototipo Generation EQ concept, que adelanta todo un catálogo de vehículos full-electric y que será diferenciada de la gama tradicional Mercedes con mecánicas de combustión e híbridas.

Esta nueva gama contará con al menos 4 modelos de entrada, como ya te describimos en detalle hace cerca de un año, y tiene una fecha prevista de llegada a partir de 2019. Es de esperar que cuente con modelos berlina y SUV de diversos tamaños.


Como se aprecia en la imagen, destaca la ausencia de un motor tradicional.

Actualmente, la marca alemana está desarrollando esta plataforma bajo estas carrocerías del GLC y GLC Coupe, que si bien muestran algo de camuflaje en diversas zonas de su cuerpo, lo cierto es que no disponen de novedades reales en el exterior.

Donde realmente vamos a encontrar diferencias es bajo los paneles de su carrocería, ya que han sido empleadas para ocultar la nueva plataforma. Esta deriva de la actual plataforma MRA, destinada a vehículos de tracción trasera. Esta nueva arquitectura modular dispondrá de las baterías en el centro de bastidor, bajo el habitáculo y las mecánicas eléctricas irán situadas sobre los ejes, entre las ruedas.

En una de las fotografías podemos observar como nuestros fotógrafos tuvieron la suerte de poder captar como los ingenieros levantaban el capó de una de estas mulas, dejando al descubierto el vano delantero, en el que se aprecia claramente la ausencia de la mecánica habitual. El motor eléctrico, de ir situado en el vano delantero, es de menor tamaño e irá posicionado mucho más abajo, de ahí la cantidad de espacio libre.


No aparecen las salidas de escape.

En las dos mulas basadas en el GLC SUV podemos apuntar la ausencia de las habituales salidas de escape del paragolpes trasero, mientras que en el GLC Coupé se puede apreciar en el inferior como se ha reducido la altura libre al suelo gracias a la instalación del nuevo pack de baterías.

En el caso del GLC SUV, el propio paragolpes trasero es muy similar pero no idéntico al del modelo que podemos encontrar en el concesionario. Este dispone de unas formas genéricas y carece del difusor trasero superpuesto, que es el que recibe las falsas salidas de escape de la versión de calle.

Tras el hueco dejado por este, podemos intuir la silueta de varios elementos técnicos, quizás parte del motor trasero. Lo que sí es evidente que ya no cuenta con los tradicionales escapes, ni los falsos del paragolpes ni los reales, que se suelen esconder tras estos.

Fotos: S. Baldauf/SB-Medien

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×