¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Finaliza la producción de las 100 unidades del Pagani Huayra Roadster en solo 3 años

    Pagani Huayra Roadster

    En tres años se han producido el centenar de unidades previstas del exclusivo Pagani Huayra Roadster. El fabricante italiano está a punto de culminar la fabricación de este deportivo de altas prestaciones, a mano en las instalaciones de Módena. Una unidad que, por ser la última, presenta una decoración muy especial.

    Termina la producción de uno de los superdeportivos más exclusivos del mercado, el Pagani Huayra Roadster. La variante sin techo llegó al mercado en 2017 y se ha mantenido casi cuatro años en fabricación, el tiempo que ha necesitado para vender las 100 unidades del modelo que estaban previstas. La última ya está camino de su flamante propietario, tras salir de los talleres de Módena.

    Así lo ha anunciado Pagani, mostrando en un vídeo la última unidad fabricada y que presenta una personalización especial, con la carrocería de fibra de carbono a la vista y una librea de color «Negro Mamba». Un acabado especial que solamente oscurece el material ligero pero mantiene una imagen elegante y exclusiva, una cualidad que se refuerza mucho más en la parte posterior, donde el Huayra Roadster monta un detalle especial, una aleta de tiburón central como la del Zonda Tricolore.

    El último Pagani Huayra Roadster, antes de entregarse a un nuevo propietario

    El contraste entre el exterior y el interior es perfectamente notable, con el amarillo como color predominante. Es el que tinta el Alcantara que forra el marco interior del parabrisas, el túnel de transmisión, los bordes de la consola central, los paneles de las puertas, la banqueta de los asientos delanteros y las costuras dobles que contrastan con la tapicería de cuero negro del salpicadero y asientos.

    La marca de Horacio Pagani ha señalado que el propietario de esta exclusiva unidad siempre ha sido un fanático de la firma, quedando fuera del centenar de pedidos de la versión coupé, por lo que in «extremis» ha logrado hacerse con la última unidad. Lo más significativo de las ventas del Huayra Roadster es que apenas ha necesitado tres años para que toda la producción se haya terminado, frente a los siete años que necesitó el Huayra que, lanzado en 2011, anunció el final en 2018.

    La exclusiva marca italiana seguirá produciendo el modelo, pero ya lo hará bajo encargo especial, como lo hace también con el modelo de techo cerrado y aún lo sigue haciendo con el Zonda para satisfacer a sus exquisitos clientes. Además, la firma trabaja en el Huayra R, una que se presentará antes de 2021 y con un motor con más de 900 CV, además de estar ya desarrollando el sucesor del Huayra.