Barcelona vetará a los vehículos con más de 20 años si hay alta contaminación

Barcelona le declara la guerra a la contaminación atmosférica después de varios episodios de altas concentraciones de óxidos de nitrógeno (NOx). A partir de diciembre, cuando haya mucha contaminación, solo podrán circular los vehículos con distintivo ambiental de la DGT y demás vehículos exentos.

Fotografía: Ayuntamiento de Barcelona

Barcelona se une a Madrid en la lucha contra la contaminación de su área urbana, aunque el planteamiento es diferente. Con alta contaminación se empezará por vetar a los vehículos que más contaminantes emiten por su antigüedad, todos aquellos que no cumplan la normativa Euro 3 (gasolina) o Euro 4 (diésel).

En otras palabras, será obligatorio el distintivo ambiental de la DGT, que se concede a los vehículos que cumplen como poco las normativas medioambientales antes mencionadas. El distintivo medioambiental es de uso voluntario, pero será necesario cuando el ayuntamiento barcelonés así lo establezca.

La medida afecta a solamente el 4% del parque móvil de la ciudad, pero que es responsable -según el consistorio- del 50% de las emisiones. Esto es muy discutible, la verdad. Esos vehículos no podrán circular entre las 07:00 y las 20:00 en toda la ciudad Barcelona, salvo Zona Franca, Vallvidrera y las Planes. Inicialmente se habló de limitarlo una hora menos, de 08 a 20 horas.

Mapa de zonas afectadas

Como siempre, hay excepciones. Con carácter permanente la medida no afectará a los vehículos de personas con movilidad reducida, de los servicios de emergencias, médicos y funerarios. Cualquier gasolina con menos de 20 años podrá circular, así como los diésel de menos de 13 años.

Estas medidas se tomarán muy pocos días al año

Por otro lado, temporalmente también se levanta la restricción a motos, camiones, autobuses y furgonetas con certificados de emisión Euro 1, Euro 2 o Euro 3. Destaca la excepción de las motocicletas, ya que cualquier moto anterior a 2016 no cumple Euro 4, ha sido 2017 el año de entrada en vigor de esa norma para las dos ruedas.

A partir del año 2020 las condiciones se van a endurecer más, con restricciones de circulación en la zona de bajas emisiones (ZBE), que corresponde al ámbito entre rondas, de forma permanente y progresiva. También se está estudiando la forma de limitar el estacionamiento de los vehículos más contaminantes con un ánimo disuasorio.

Fotografía: Arnau Lari

¿Es una medida en contra de los más pobres?

Es una forma de verlo, no sin mucha demagogia. El ayuntamiento ya ha previsto una tarifa especial de transporte público para que quede garantizada la movilidad en los días de mayor contaminación. Todos quieren tener derecho a circular, pero el derecho a la salud va por delante.

El argumento de que es una medida contra los más humildes no se sostiene, ya que adquirir un vehículo gasolina que cumpla la normativa Euro 3 es más económico de lo que se piensa, dada su alta depreciación. Por otro lado, los diésel que superan los 10 años tienen precios muy accesibles para casi cualquier ciudadano.

Los NOx provocan problemas cardiorrespiratorios que se llevan por delante miles de vidas cada año, según la OMS

Los modelos sin distintivo ambiental carecen de los sistemas anticontaminación modernos. Lo más preocupante es el colectivo diésel: circulan sin filtros de partículas, ni catalizadores de óxidos de nitrógeno, ni reducción catalítica (SCR). Sus emisiones de partículas y óxidos de nitrógeno son muy elevadas. En cuanto a los gasolina, ya hablamos de vehículos muy antiguos.

Tráfico en la Plaza de España de Barcelona

Tráfico en la Plaza de España (Barceona). Fotografía: Circula Seguro (Flickr) CC BY

Los que dispongan de un vehículo que no tenga distintivo ambiental tendrán que informarse a través de los canales que ha previsto el ayuntamiento de Barcelona. Habrá un sistema automático de avisos que mantendrá informada a la población de cuándo se activan y desactivan los episodios de alta contaminación, y estará activo el mes que viene.

Estas medidas son las primeras que se toman desde que se decidió limitar a 80 km/h la velocidad de las rondas, y si hacemos memoria, el efecto no fue tan contundente como se esperaba. Es un sistema menos discriminatorio que el de Madrid, que con un nivel elevado de contaminación limita circular al 50% del parque, aunque disponga de pegatinas B (amarilla) o C (verde), los demás (ECO o 0 emisiones) se libran.

En el futuro, como ya hemos dicho, habrá medidas de carácter permamente y estructurales, que cambiarán la forma de moverse de los barceloneses. Los siguientes en tener problemas para circular serán los de la pegatina amarilla, que son los gasolina Euro 3 y los diésel Euro 4 y Euro 5, pero faltan unos años para eso.

Para más información, consulta la página Web de Calidad del Aire del ayuntamiento.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×