¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Prueba M6 Gran Coupé ¿Circula a 130km/h? ¿Está loco?

    ¿Circula a 130km/h? ¿Está loco?
    12
    Motor.es
    Motor.es

    Motor.es analiza cómo el BMW M6 Gran Coupé sobresale de forma extraordinaria cualquier límite impuesto por el código de circulación español. Hablamos del rey de reyes de la división ///M. No sólo se trata de tener la potencia, sino un equipo de frenos adecuado, un chasis equilibrado y una obra de ingeniería trabajada para poder sentir seguridad, confort y potencia a partes iguales para poder entender que el M6 está tristemente inadaptado a las carreteras españolas.

    La velocidad máxima de las vías ha sido, a partes iguales, un tema polémico y de sensibilización en nuestras carreteras. ¿Es realmente peligroso circular por encima de 120 km/h en autopistas y autovías limitadas a tal velocidad? ¿Y a 140km/h? Pues depende amigo lector. Déjenos explicarnos mejor.

    Es habitual ver por las autopistas a gente circulando muy por encima del límite de velocidad y de cara al público uno saca su perfil más respetuoso y encuadrado dentro de las normas y poca veces admite circular por encima de 120km/h. La realidad es otra bien diferente, porque aunque es cierto que muchos sí comienzan a sensibilizarse con los límites, hay otros muchos que no.

    Tras esta breve introducción vamos con un tema paralelo: en Motor.es estamos probando el BMW M6 Gran Coupé. Es un coche de la división deportiva de BMW, el rey de reyes cuyos atributos son un motor de 4.4 litros de cilindrada V8 y 560 caballos de potencia máxima.

    Acompañando a este coche, la ingeniería invertida ha sido espectacular, con un chasis a la altura, capaz de aguantar lo que uno le eche encima, tracción trasera y parametrizaciones seleccionables tanto en la suspensión, dirección y motor como en el cambio de marchas (una caja DKG de 7 velocidades y doble embrague). Estas son sólo unas breves pinceladas que describen al M6 Gran Coupé y lo encuadran como uno de los coches más exclusivos de su segmento.

    También tenemos que tener en cuenta que su precio (parte por encima de 150.000 euros), no es para todos los bolsillos y por tanto es dificil ver uno. El BMW M6 Gran Coupé no es un coche; es un misil. Un misil capaz de convertir la velocidad en un juego de niños.

    Como buen coche, le acompañan unos discos de freno de cerámica y carbono opcionales que aguantan mejor el calor producido por las frenadas de este vehículo. Todo esto está muy bien, ¿pero a dónde nos lleva?

    Pues a transmitiros una cosa. Que no es lo mismo circular en este coche que en uno más asequible y de volumen en el mercado. La velocidad en el M6 Gran Coupé parece muy inferior a la que realmente es.

    Y en un coche convencional, a altas velocidades, es la sensación de inseguridad y la falta de potencia lo que nos indica que ya vamos por encima de las posibilidades. Además, el equipo de frenos no será tan sofisticado y el chasis puede balancear un poco.

    En un BMW M6 esto no pasa. El coche es estable se circule a la velocidad que se circule y nunca se siente ni la falta de potencia ni la falta de estabilidad. Corta el viento de manera espectacular y su equipo de frenos garantiza que ante una situación de emergencia, pueda detenerse en muchos menos metros que un coche más sencillo.

    Todo ello sin hablar de que un M6 Gran Coupé a 120km/h y en la séptima relación, circula a 1.900 rpm; muy por debajo de un régimen óptimo. Por tanto nos gustaría que cada español pudiera conducir alguna vez un BMW M6 Gran Coupé.

    Para que se diera cuenta de cómo la normativa ha quedado absurdamente por debajo de un coche de estas características (y de muchos otros más asequibles), y aunque fuera legal llegar a 130km/h o 150km/h nunca se tendría sensación alguna de circular de forma insegura y rápida a bordo de este coche alemán.

    Ahora bien, existe un tema que sí merece ser mencionado y es el conductor. Sí que es muy necesario que la persona que conduce un coche de estas características sea muy consciente de qué tiene en sus manos y de saber manejarlo. Al fin y al cabo, 560 caballos sobre el tren trasero pueden jugar pasadas agridulces.

    Lo necesario sería atribuir una exigente formación adecuada a coches de altas prestaciones que garanticen que el conductor está plenamente capacitado para conducir el vehículo. Y si no aquí va una pregunta demoledora: ¿se sentiría inseguro si Fernando Alonso circulara con su Ferrari a 140-150 km/h?

    No nos mal interprete amigo lector. No queremos decir que la ley es absurda y ridícula, y evidentemente tiene que fijarse una estandarización para todos que sea justa, sea equilibrada y pueda contribuir en el descenso del número de víctimas en carretera.

    La española incluso podría ser algo más permisiva, pero evidentemente cuando subes a un coche de estas características es cuando te das cuenta que es una pena comprarlo porque no se aprovecha ni una décima parte de su potencial y uno no para de pensar en Alemania y algunas de sus carreteras.

    No obstante, poco a poco os iremos contando cada detalle del nuevo buque insignia alemán. Se llama BMW M6 Gran Coupé, un nombre difícil de olvidar.

    ¿Circula a 130km/h? ¿Está loco?