Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Red Eléctrica de España asegura que los vehículos eléctricos no supondrán un problema

El ente regulador del sistema eléctrico en España despeja las dudas acerca de la viabilidad de la transición a la electromovilidad. El sistema está "preparado" para asumir un volumen de vehículos eléctricos muy superior al actual, según el director general de Operación de REE.

Centro de Control para el Régimen Especial de Red Eléctrica Española (2009)

Una de las típicas incertidumbres que tienen los escépticos sobre la electromovilidad es si el sistema eléctrico español será capaz de soportar un día miles o millones de coches eléctricos cargando a la vez. Las dudas son tanto a nivel de capacidad de generación como de distribución, ante el miedo a apagones y cortes de suministro.

Miguel Duvison, director general de Operación de Red Eléctrica de España (REE), ha despejado las dudas al respecto en un acto junto a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP): cada millón de vehículos va a suponer un 1% de incremento en la demanda del sistema, por lo que es "totalmente asumible".

Un millón de vehículos eléctricos que se estén cargando a 16 amperios en monofásica -lo más habitual en recarga doméstica- va a supone una potencia de 3,68 GW o 3.680 MW. La potencia instalada según REE para 2018 es de 104.031 MW, y solamente la éolica supone 23.368 MW. En ese sentido, el sistema parece andar sobrado con bastante antelación.

Típica curva de demanda en España. El consumo eléctrico cae abruptamente por la noche, el mejor horario para cargar vehículos por haber menor precio

Pero ¿y el transporte? ¿Están los cables preparados para mover tanta energía? Según Duvison, sí. Europa Press recogió estas declaraciones: "Desde la perspectiva de la producción y el transporte, el sistema eléctrico está preparado para la integración de los vehículos eléctricos que se espera durante la transición energética."

REE ha firmado un acuerdo con la FEMP, que representa a los más de 8.000 ayuntamientos que hay en España, proporcionando asistencia técnica, facilitando la instalación de puntos de recarga y promover el uso de vehículos eléctricos. De esta forma, se irá en la senda de cumplir los objetivos de descarbonización de la economía.

Y es que REE está muy al tanto de la demanda de los cargadores de vehículos eléctricos, la cual se monitoriza en el Centro de Control del Vehículo Eléctrico (CECOVEL), que empezó a funcionar en enero de 2017. Como puede apreciarse en la imagen, el CECOVEL dispone de toda la información necesaria para que no haya incidencias en el servicio.

Datos del Centro de Control del Vehículo Eléctrico

Las dudas que hay sobre la electromovilidad son muy razonables, pues se parte normalmente de una información insuficiente y poco conocimiento del sistema eléctrico. Sin datos, también cabría preguntarse en su día si sería posible que hubiese siempre gasolina en cualquier parte del país para que repostasen los coches.

La red eléctrica está fuertemente digitalizada y monitorizada. Se puede saber en tiempo real cuánta demanda hay, cuánta potencia tiene el sistema eléctrico, qué centrales están realizando paradas técnicas, si la curva de demanda se sale de lo previsible para el día y hora concretos... y también cuánto están "tirando" de la red los distintos gestores de carga.

Por otro lado, la llegada de vehículos eléctricos al mercado ni mucho menos supone una preocupación para los gestores, ya que su implantación es muy progresiva. De enero a noviembre (inclusives) ANFAC ha contabilizado 11.332 matriculaciones de vehículos eléctricos. El sistema está muy por delante en términos de oferta frente a esa demanda. Faltan años para que se venda un millón de eléctricos en cada ejercicio.

Punto de recarga de IBIL en una gasolinera Repsol

En el blog Corriente Eléctrica ya han echado cuentas. Si el 100% de los turismos en España (23 millones) fuesen eléctricos, a una media de 10.000 km al año (30 diarios, redondeando) y un consumo de 21 kWh/100 km, serían 7 kWh por coche y día. Extrapolando, 161 GWh diarios. Durante 2017 la media de consumo en España fue de 735 GWh, por lo que todos esos coches incrementarían el consumo en un 22%.

Pero para eso hacen falta dos o tres décadas, y por entonces, seguramente el parque de turismos haya encogido en número. Pasado 2040 la generación millenial (desde 1980 hasta finales de los 90) ya estará entrada en años, y la generación Z (desde finales de los 90) ya será muy numerosa. Estos grupos demográficos tienden cada vez menos a tener coches en propiedad. Además, la población española está estancándose, muere más gente de la que nace.

Cargar esos 23 millones de coches (7 kWh diarios) exigen una potencia en el sistema de 20.125 MW. Si tenemos en cuenta que el récord de potencia máxima consumida fue de 45.450 MW ¡en 2007! -en plena bonanza- y que el sistema puede producir más del doble de electricidad, debería quedar ya totalmente claro que no habrá ningún problema. Son datos, no opinión. Y si metemos en el cálculo motocicletas, autobuses y camiones, seguirá siendo todo perfectamente asumible.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto