Renault Nissan Mitsubishi desliga su futuro de Carlos Ghosn

Carlos Ghosn ya no dirigirá los destinos de Nissan, Mitsubishi ni Renault. Antes de que Renault nombrase a sus sustitutos, Carlos Ghosn presentó su renuncia, aunque tendrá que ser indemnizado de acuerdo a las condiciones de su contrato. La Alianza continuará sin su salvador.

Jean­-Dominique Senard (izquierda) es el nuevo presidente del consejo de administración de Renault. Thierry Bolloré (derecha) continúa como director general

Hace mucho tiempo que no se da la circunstancia de que Renault y Nissan son dirigidas por dos personas distintas, y que una de ellas no se llame Carlos Ghosn. El brasileño-libanés llegó a acumular mucho poder en la Alianza Renault Nissan desde 1999, y también acabó dirigiendo Mitsubishi desde 2016.

Ahora las tres automovilísticas, que forman una alianza estratégica, continuan su camino ya desligadas del directivo en apuros. Carlos Ghosn permanece detenido en Tokio desde el 19 de noviembre y, tras haber sido denegadas dos peticiones de libertad condicional, puede seguir encarcelado hasta la celebración del juicio, que tardará unos seis meses.

A diferencia de otros grupos automovilísticos, en los que hay relaciones de dependencia, Renault y Nissan son relativamente independientes entre sí. Mitsubishi está ligada a Nissan, ya que esta última tiene el 34% de sus acciones, pero ahí Renault no pinta nada. En otras palabras, la unión entre los tres fabricantes ya no es tan robusta.

Hiroto Saiwaka, el presidente de Nissan

Los franceses han colocado a Jean-Dominique Senard como presidente del Grupo Renault, nombre que fue adelantado hace unos días y que estaba ligado a Michelin. Será él el encargado de hablar con Hiroto Saikawa, ahora presidente de Nissan, para que sigan manteniendo su sintonía. El japonés espera tener una mejor comunicación con los franceses a partir de ahora.

Por su parte, Thierry Bolloré seguirá como director general de Renault. Esta bicefalia se debe a que Senard es muy mayor (66 años) para el desempeño de este último puesto, limitado a 65 años. Detrás de este cambio de responsables se encuentra el principal accionista de Renault, que es el Estado francés, que quería un liderazgo sólido y perenne, algo complicado con el CEO entre rejas.

Para Senard es vital que "esta alianza continúe siendo extremadamente fuerte", y en su toma de posesión también habló del deber de "seguir avanzando juntos". Por lo tanto, no existe un riesgo inminente de que la Alianza se acabe rompiendo y cada uno tire por su lado. No sería un movimiento inteligente y hay sinergias muy fuertes entre ellos.

Carlos Ghosn declaró su inocencia en una audiencia pública en Japón hace dos semanas

Renault Nissan Mitsubishi aspira a mantener su privilegiado puesto de fabricante número 1 mundial, con unas ventas que superan los 10 millones de unidades al año. Para la Alianza trabajan 450.000 personas, y su esfuerzo se plasma en una novena parte de las ventas de automóviles cada año. Ahí es nada.

Carlos Ghosn insiste en su inocencia, pero está acusado de ocultar 70 millones de euros durante esta década y haber usado fondos de Nissan para tapar un pufo bursátil de 2008. Además de eso, Mitsubishi acusó a su anterior CEO de haber recibido un pago ilegal de 7,82 millones de euros durante el presente año fiscal (comenzó el 1 de abril de 2018).

El sistema penal japonés no es especialmente favorable a los intereses de Carlos Ghosn. Para empezar, no deja de ser un gaijin (extranjero) que no conoce el idioma y ha lesionado presuntamente los intereses de empresas cotizadas. Sus abogados tendrán que hacer malabares para demostrar su inocencia, la cual tenemos que sostener hasta que haya un veredicto de culpabilidad.

Carlos Ghosn no es el único que ha caído

En el momento de su arresto en el aeropuerto de Haneda (Tokio), Carlos Ghosn iba acompañado de Greg Kelly, un estadounidense que colaboraba estrechamente con él, su mano derecha. Estuvo retenido durante un mes, siendo liberado en navidad tras pagar una fianza de 560.000 euros. Presuntamente ayudó a Ghosn a ocultar sus ingresos a los reguladores bursátiles. Fue cesado formalmente.

Por otra parte, el español José Muñoz renunció a su cargo de jefe de operaciones de Nissan en China a comienzos de este año. Durante 2014 y 2018 tuvo el cargo homólogo en el mercado estadounidense, donde, al parecer, Nissan ha detectado irregularidades en los derechos de franquicia de los concesionarios y contratos de recambios y servicios.

El señor Muñoz empezó a trabajar en Nissan tras haber estado en Toyota 5 años (1999-2004), y previamente trabajó dentro de España para Daewoo Motor Iberia (1996-1999) y un concesionario familiar de Citroën y Peugeot (1989-1996). Declaró en su cuenta de LinkedIn que colaborará con la empresa en sus pesquisas.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto