¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toyota pone en marcha la segunda etapa del desarrollo del i-Road eléctrico

9

El pequeño triciclo futurista de Toyota concluía este verano la primera etapa de su desarrollo con pruebas reales, realizadas por clientes particulares, voluntarios del programa de la marca japonesa.

Este mes de septiembre arrancará la segunda fase del programa Open Road, con más pruebas con clientes reales, aunque en esta ocasión también serán empresas operadoras las que participen del desarrollo.

Su facilidad para aparcarlo es notable.

Toyota pondrá en marcha este mes de septiembre la segunda etapa del proyecto Open Road, consistente en el desarrollo del nuevo vehículo eléctrico compacto i-Road mediante pruebas de uso real realizadas por voluntarios, clientes particulares. La primera fase de este programa comenzaba precisamente el verano pasado, concluyendo satisfactoriamente en julio de 2016.

Ahora, tras un año de pruebas por parte de clientes reales, Toyota amplía esta iniciativa con una segunda ronda de pruebas, que en esta ocasión contará también con empresas operadoras además de clientes particulares. Estas pruebas estarán limitadas a la ciudad de Tokio, el mismo emplazamiento de la primera etapa de este programa de desarrollo.

Así mismo, la marca japonesa aumentará el número de puntos de servicio asociados, como las plazas de aparcamiento exclusivas y puntos de recarga creados para estas unidades de prueba, repartidos por diversos puntos de la ciudad de Tokio.

Ni coche ni motocicleta, todo en uno.

Según Toyota, la primera parte de este programa fue muy satisfactoria para los clientes-probadores, que sumaban un total de 96 participantes. La opinión mayoritaria de estos clientes fue bastante favorable para el pequeño triciclo eléctrico de Toyota, enfatizando sobre todo la facilidad de uso y la comodidad a la hora de aparcar el pequeño biplaza.

El motivo de estas pruebas no es otro que el propio desarrollo tanto del vehículo como de la propia infraestructura que precisa dentro de la ciudad, aprovechando de esta manera las experiencias reales de los pilotos participantes de esta prueba.

Este curioso vehículo eléctrico de aspecto futurista es un biplaza que está impulsado por dos pequeños motores eléctricos de 1,9 kW, acoplados a cada una de las ruedas delanteras. Su potencia total es de solo 5,2 CV, más que suficientes para mover el pequeño triciclo de 300 kilos hasta una velocidad máxima autolimitada de 45 km/h. La autonomía de sus baterías de litio es de 50 kilómetros y se recarga en tan solo 3 horas.

Noticias relacionadas

Toyota pone en marcha la segunda etapa del desarrollo del i-Road eléctrico
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto