Las confidencias de Ross Brawn

  • El prestigioso ingeniero británico desvela varias confidencias en el libro que, junto a Adam Parr, publicará a primeros de noviembre.
  • En él, desvela las razones por las que se marchó de Mercedes y la sorpresa que supuso para él enterarse de que Ferrari tenía derecho a veto con la normativa.


La Fórmula 1 no siempre es lo que parece y Ross Brawn nos proporciona algunos ejemplos a través del libro Total Competition en el que él y Adam Parr desentrañan los secretos de la Fórmula 1. Dicho libro saldrá a la venta el próximo mes de noviembre, pero Motorsport ya ha desvelado algunas de las confidencias presentes en ese libro.

Una de ellas fue lo que motivó a Ross Brawn a abandonar Mercedes, como consecuencia de diferencias con Toto Wolff y Niki Lauda. "Lo que pasó en Mercedes es que me impusieron a gente en la que no podía confiar. Nunca supe qué intentaban hacer. Niki me decía una cosa, pero luego escuchaba que había dicho otra cosa distinta. Estaba trabajando con gente en la que no podía confiar. Me decepcionaron en su forma de afrontar las cosas. A principios de 2013 descubrí que Paddy Lowe había sido contratado. Stuttgart le había fichado. Cuando me dirigí a Toto y Niki para discutirlo, se acusaron mutuamente. Se señalaron el uno al otro", escribe Brawn.

Total Competition: el libro de estrategia en F1 de Ross BrawnRoss Brawn y Adam Parr han escrito un libro sobre estrategia y su influencia en el éxito en la Fórmula 1. El libro describe las charlas que ambos tienen acerca de la categoría y cómo triunfar en la misma. Ambos se encuentran actualmente desvinculados de la competición, pero cuentan con un destacable currículum en la misma. Leer más.

El ingeniero británico siempre ha valorado la importancia de trabajar con gente de confianza y por ese motivo abandonó Ferrari, algo que ocurrió años después en Mercedes. "Yo no podía confiar en esa gente, así que no veía futuro alguno a menos que quisiera ir a la guerra y eliminarlos. Nunca me había enfrentado a esa situación y quizá no tenía la pasión suficiente en el proyecto como para querer llegar a eso".

La estocada final fue la decisión de la marca de convertir en accionistas a Wolff y Lauda, lo que propició que Brawn decidiera marcharse al considerar imposible imponer sus opiniones sobre las de Wolff y Lauda. "Una complicación en todo esto es que Toto y Niki se convirtieron en accionistas. Esa fue una decisión interesante por parte de Mercedes. Nunca la entendí. Ellos querían tener una dirección comprometida y pienso que su punto de vista era que, si eran accionistas, infundirían más respeto en el equipo".

El veto de Ferrari

Otra de las confidencias que Brawn ha desvelado es que estuvo trabajando en Ferrari casi diez años sin saber que el equipo tenía derecho a veto en las cuestiones relacionadas con el reglamento. "No supe que teníamos un veto hasta entonces (2005). No lo usamos y no creo que Jean (Todt) lo hubiera usado alguna vez, porque sabíamos que era incorrecto". Ecclestone y la FIA otorgaron al equipo de Maranello esa cualidad, pero según Brawn no tuvieron conocimiento hasta que se instauró la normativa de completar las carreras con un juego de neumáticos, algo que perjudicó sobremanera a Bridgestone en beneficio de Michelin.

Posteriormente, ese mismo año se produjo una situación insólita en el Gran Premio de Estados Unidos, en el que Michelin aconsejó a sus equipos que no tomara parte en la carrera porque el enorme riesgo de accidente.

El doble difusor y la historia de BrawnGPEn 2009 la Fórmula 1 vivió una de las temporadas más fascinantes de la historia gracias al nacimiento de BrawnGP. El éxito del modesto equipo de Ross Brawn se cimentó en varios puntos cardinales, pero uno destacó muy por encima de otros menos llamativos. El doble difusor, una solución adoptada por primera vez en los años 80, resultó determinante para que el dominio inicial del equipo se convirtiera en la consecución de dos títulos mundiales Leer más.

En los entrenamientos libres, Ralf Schumacher había sufrido un reventón en el óvalo, sufriendo lesiones en la espalda. Michelin determinó que la causa era el rayado producido en el nuevo asfalto para que drenada mejor y proporcionara más agarre, algo que Bridgestone sí sabía a través de otra de las marcas de su grupo empresarial: Firestone, que era suministrador de la NASCAR.

Como consecuencia de ello, sólo seis monoplazas participaron en la carrera y el Gran Premio de Estados Unidos desapareció del calendario. "Estábamos en una posición en la que nos sentíamos muy perjudicados a causa de lo que había sucedido con las reglas de neumáticos, nos sentíamos perseguidos. Así que nuestro modo de actuar fue no ser muy simpáticos hacia los autores de la regla utilizar sólo un juego de neumáticos por carrera cuando tuvieron un problema".

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×