¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    GP AustriaAustria, en busca de la pole más corta de los últimos 26 años

    El reasfaltado del circuito austríaco este invierno y la aparición de los compuestos superblandos podría deparar la pole más corta en Fórmula 1 desde Paul Ricard. Mientras, Red Bull trabaja en extender el circuito usando partes del antiguo Österreichring como base.

    El regreso del circuito de Spielberg, conocido en su versión original como Österreichring, posteriormente como A1 Ring tras su remodelación y actualmente como Red Bull Ring, al calendario de Fórmula 1 en 2014 supuso el desbancamiento de Canadá, Mónaco y Brasil como los circuitos con los tiempos por vuelta más cortos. Los 4.3 kilómetros del circuito austríaco, bañados en rectas y curvas rápidas y con apenas dos horquillas, ha deparado constantemente tiempos por vuelta por debajo del minuto y 10 segundos.

    El año pasado, sin ir más lejos, Lewis Hamilton terminó a apenas medio segundo del récord de la era V10 en esta pista. El británico registró un tiempo de 1:08.455, muy cerca del del 1:08.038 con el que Rubens Barrichello obtuvo la pole en 2002, y del 1:07.908 que Michael Schumacher marcó en la sesión pre-clasificatoria del viernes en 2003, el último año del circuito en la Fórmula 1 hasta su regreso 11 años más tarde.

    Este año, no obstante, las circunstancias podrían deparar que el récord no sólo sea batido, si no que la mejora sea de hasta un par de segundos. Los monoplazas de Fórmula 1 son significativamente más rápidos a una vuelta este año, la introducción del compuesto ultrablando aporta décimas extra y, por si fuera poco, el circuito ha sido recientemente reasfaltado, eliminando además varios baches que se habían formado en los últimos años.

    ¿Pole de récord?

    A tenor de estos datos, y de lo visto en las categorías que ya han competido ahí esta temporada, en especial el DTM, se estima que los mejores tiempos en clasificación sean en 1:06, e incluso se contempla la posibilidad de algún 1:05. Con ello, el tiempo por vuelta de la pole de este año sería el más corto de cualquier circuito del calendario desde la última carrera en Paul Ricard en 1990.

    En el quinto y último año que la Fórmula 1 pisó la versión corta del circuito francés, de 3.8 km, antes de mudarse a Magny-Cours, Nigel Mansell obtuvo la pole position al volante de su Ferrari con un 1:04.402. En años anteriores, se vieron tiempos similares en otros circuitos. Dijon tiene el record, con una pole en 58.79 segundos de Niki Lauda en 1974. El circuito fue ligeramente extendido de 3.2 a 3.8 km después, pero en 1982 Alain Prost llegó a hacer un 1:01.3.

    Les siguen en la lista las poles en el clásico circuito sudafricano de Kyalami (Mansell, 1:02.3, 1985), la primera versIón de Watkins Glen (Jacky Ickx, 1:03.07, 1970), la mencionada en Paul Ricard, la velocísma pole en Silverstone 1985 (Keke Rosberg, 1:05.591) y la de Brands Hatch (Nelson Piquet, 1:06.691, 1986). Todos estos circuitos terminaron siendo eliminados del calendario, o bien siendo renovados para hacerlos más lentos o alargar el tiempo por vuelta.

    En busca del Österreichring perdido

    Este último caso podría suceder en el Red Bull Ring en un futuro inmediato. Según las informaciones que proceden de Austria en los últimos meses, así como algunas fotos tomadas en el circuito, Red Bull está llevando a cabo labores de reasfaltado y reacondicionamiento de la primera sección de curvas del antiguo Österreichring, actualmente en desuso y que se encuentra a la izquierda del actual circuito, entre las curvas 1 y 3, para su uso en competición.

    Se desconoce si estos planes serán aplicados en Fórmula 1, en la nueva aventura del circuito como sede de MotoGP, si se está realizando con vistas a obtener una carrera del Mundial de Resistencia o si su uso estará destinado sólo para carreras históricas, debido a la problemática obtención de permisos que ya paralizó un plan similar hace una década, pero la ampliación del circuito no sólo recuperaría una de las secciones favoritas del mítico trazado para los aficionados, si no que los tiempos por vuelta aumentarían de forma considerable. Sea como fuere, Spielberg ha venido para quedarse, y Red Bull apuesta fuerte por ello.

    Fotos: Formula 1, McLaren