¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Carlos Sainz elige sus mejores momentos como piloto de McLaren F1

    Carlos Sainz elige sus mejores momentos como piloto de McLaren F1
    7
    Carlos Sainz ha dejado huella en McLaren, y McLaren en Carlos.
    David Plaza
    David Plaza20 min. lectura

    No cabe duda de que la estancia de Carlos Sainz en McLaren ha supuesto un punto de inflexión en su carrera y en su vida personal. El piloto español ha desarrollado todo su potencial y ha forjado relaciones de amistad que nunca olvidará.

    A Carlos Sainz sólo le queda un Gran Premio por completar antes de despedirse de McLaren de manera definitiva. El próximo domingo 13 de diciembre, el piloto español cerrará un capítulo abierto dos años antes y en el que ha logrado sus dos primeros podios en la Fórmula 1, así como convencer a Ferrari de que deben apostar por él.

    Pero, para Carlos Sainz, McLaren es mucho más que el trampolín hacia el éxito de su carrera deportiva, por lo que tanto el equipo como el piloto han querido compartir con sus aficionados un artículo de despedida en el que el propio Sainz elige los momentos más relevantes de su etapa en el equipo de Woking. Disfruten.

    Carlos Sainz, con sus propias palabras

    Es fácil caer en trampas sentimentales cuando un piloto deja el equipo. Bueno, la mayoría del tiempo. Hay alguna excepción de vez en cuando, pero Carlos Sainz no es uno de ellos. El Gran Premio de Abu Dhabi de este fin de semana marca el desenlace de un período de dos años en McLaren que probablemente ha superado incluso sus expectativas. En ese tiempo, su talento y clase han brillado, y no puede haber duda de que este encantador español es un gran luchador.

    Pero en lugar de ponernos anteojos teñidos de rosa y desplegar clichés llenos de nostalgia mientras reflexionamos sobre el tiempo de Carlos en McLaren, pensamos que dejaríamos que él mismo tuviera la última palabra. Sin adornos, sin relleno, sólo Carlos, puro y sin adulterar.

    Estos son sus momentos decisivos como piloto de McLaren, en sus propias palabras...

    1 | Test de Abu Dhabi 2018: «Ya me siento como en casa»

    La primera fotografía de Carlos Sainz como piloto de McLaren.

    Puede parecer obvio, pero mi primer momento decisivo como piloto de McLaren tiene que ser el test de Abu Dhabi de 2018. Es la primera vez que conozco realmente al equipo y la prueba me hizo sentir como en casa de inmediato en McLaren. Me puso en un estado de ánimo muy relajado y positivo de cara al invierno. Esas primeras 150 vueltas fueron muy importantes. Aunque el coche de 2018 no fue el mejor que McLaren ha producido, me permitió comprender algunas de las debilidades y trabajar de inmediato con el equipo para mejorarlas. Además, me impresionó de inmediato la fortaleza mental y el buen ambiente del equipo. Después de un año largo y duro, todo el mundo estaba listo durante el test y ya se podía sentir la emoción de la próxima temporada.

    2 | Gran Premio de Mónaco 2019: «Sin duda uno de mis mejores adelantamientos»

    Es casi imposible adelantar en Mónaco y sabía que mi mejor oportunidad era al principio. Las luces se apagaron y subiendo la colina en la curva 3 estaba al lado de Alex (Albon). Sinceramente, en ese momento sólo estaba concentrado en adelantarlo. Me las arreglé para mantenerme delante por fuera y, tan pronto como toqué el freno, sentí bastante agarre y decidí ir a por Daniil (Kvyat) también.

    Fue un movimiento arriesgado porque no es el lugar típico de adelantamiento en Mónaco (¡si es que existe tal cosa!), pero a veces simplemente sientes un poco de confianza extra y lo haces. ¡Ese adelantamiento se quedará grabado en mi cabeza durante mucho tiempo!

    3 | Gran Premio de Brasil 2019: «Smooth Operator»

    El primer podio de Carlos Sainz en la Fórmula 1.

    Salir último en la parrilla significaba que tenía que correr mayores riesgos si quería llegar a los puntos ese día (mirando hacia atrás, ¡probablemente demasiados!). Eso requiere más concentración y un enfoque muy diferente en comparación con una carrera normal, y normalmente esta mentalidad me pone en la delantera. Durante las primeras 10 vueltas estuve súper atacando, hice todo lo posible. Elegí empezar con el neumático blando para intentar ganar tantas posiciones como fuera posible. Hice uno de los mejores movimientos de mi carrera para pasar a Pérez por la 15ª posición en la curva 1.

    Sabía que la mayoría de la gente optaba por una estrategia de dos paradas, así que me decidí por una sola parada para hacer algo diferente. Cogí ritmo después de las primeras vueltas y cuidé los neumáticos. Luego tuve que hacer lo mismo de nuevo una vez en boxes, para poder llegar a la meta con los neumáticos medios. Cuando otros cometieron errores hacia el final, yo aguanté, no me metí en problemas, defendí mi posición con todo lo que tenía y capitalicé.

    Después de la carrera, la gente decía que Hamilton podría recibir una penalización, pero nunca me permití creer que terminaría tercero. Terminar cuarto significó que ya era un gran día para mí. Si hubiera empezado a creer que el tercer lugar era posible, para que luego me dijeran que el cuarto era el resultado final, habría convertido un buen día en un mal día. Tuve que borrar la posibilidad de mi mente. Y luego, cuando me dijeron que había terminado tercero, me sentí increíble.

    4 | Abu Dhabi 2019: «¿No lo envié yo?»

    Carlos Sainz cruza la meta en Abu Dhabi y consigue el sexto puesto del Mundial 2019.

    Con todo prácticamente decidido al llegar a la ronda final de la temporada, uno de los mayores interrogantes era quién terminaría sexto en el campeonato de pilotos. Esto significaba que muchos ojos estaban puestos en Pierre (Gasly), Alex y yo. Hacia la mitad de la carrera, estaba fuera de los puntos y me di cuenta de que si las cosas seguían igual, ¡me perdería ese sexto lugar por un punto! Fue entonces cuando comencé a hablar con mis ingenieros sobre la posibilidad de probar una estrategia alternativa: entrar en boxes con neumáticos medios con 15 vueltas restantes y atacar a fondo hasta la bandera a cuadros. Fue una completa improvisación porque ni siquiera lo habíamos considerado en nuestra planificación previa a la carrera, pero tenía sentido en mi cabeza ver cómo iba la carrera y cómo me sentía en el coche.

    Esas vueltas finales fueron bastante agitadas. Tuve que recuperar algo así como 1,5 segundos por vuelta para alcanzar a Hülkenberg. Nuestras predicciones decían que lo alcanzaría en la última vuelta, pero, como todos sabemos, en la F1 una cosa es atrapar a alguien y otra cosa pasarlo. Entré en modo de motor máximo, me zambullí por el interior de la curva 11, frené increíblemente tarde y de alguna manera logré quedarme con el 10º lugar y el único punto que necesitaba. Fue uno de los niveles más altos de adrenalina y emoción que he experimentado en un coche de F1. Pero no se trataba tanto de terminar sexto en el campeonato, se trataba más de lo que había creado en mi mente para que ocurriera. Traté esa carrera como si se decidiera el título. Imaginar que estaba luchando por el título de F1 en lugar de por la sexta posición era una buena manera de lograrlo y, con suerte, quién sabe, ¡esa experiencia podría ser útil en el futuro!

    5 | Gran Premio de Estiria 2020: «La clasificación más emocionante y estresante»

    No sé por qué, si viene de mi padre o es el entrenamiento que he hecho con un monoplaza, pero siempre me siento muy cómodo en condiciones de lluvia o mixtas. Siempre que me despierto y veo el pronóstico de lluvia, me emociono mucho.

    Durante el segundo fin de semana en Austria de este año llovió mucho. La pista estaba tan mojada que, en un momento dado, parecía que la clasificación ni siquiera podía celebrarse. Al final lo hizo, después de un largo retraso, y si hay algo que recuerdo es el aquaplaning en sexta marcha rumbo a la curva 3, así de malo fue.

    Disfruto pilotando en mojado más que en seco porque se vuelve menos mecánico y más sobre sentir el coche e improvisar sobre la marcha: debes adaptarte constantemente. Al final, logré clasificarme en P3, mi mejor posición en F1. Conseguir poner nuestro coche allí con un Mercedes y un Red Bull y luego ir a la rueda de prensa con Lewis Hamilton y Max Verstappen, dos pilotos a los que respeto mucho y que suelen destacar en condiciones difíciles, fue un muy buen momento para mí como piloto de McLaren.

    6 | Gran Premio de Italia 2020: «Alto riesgo, gran recompensa»

    No diría que tomo grandes riesgos de manera constante. Soy más un tomador de riesgos calculado y eso es porque mi objetivo es ser uno de los pilotos más consistentes que existen. Si deseas eso, no puedes correr grandes riesgos todo el tiempo, debes elegir las oportunidades con prudencia. El sábado en Monza este año fue una de esas oportunidades.

    Llegué a la Q3 después de terminar segundo en los últimos libres, cuarto en la Q1 y tercero en la Q2, así que sabía que teníamos el ritmo para un gran resultado, pero cometí un par de pequeños errores al comienzo de mi vuelta rápida que podría habernos costado muchos puestos. Habría sido una tremenda decepción después de haber sido consistentemente fuerte, así que decidí intentarlo en las últimas curvas. Frené mucho más tarde de lo que había hecho durante todo el fin de semana y aceleré antes, el coche estaba justo al límite. Normalmente, cuando intentas sobreconducir acabas yendo más lento, pero esta vez funcionó.

    7 | Gran Premio de Italia 2020: «Quiero ganar esta carrera»

    Segundo podio tras luchar por la victoria con Pierre Gasly en Monza.

    Esta fue una carrera loca. Pude ver a Pierre adelante. La victoria estaba ahí, frente a mí. Me las arreglé para cerrar la brecha con él después de librarme del paquete, pero simplemente no pude acercarme lo suficiente para adelantarlo en la última vuelta. Con la generación actual de coches de F1, adelantar cuando estás a 1,5 segundos del coche de delante se convierte en un desafío debido al aire sucio: el monoplaza se vuelve difícil de manejar, menos consistente y cada vuelta es como una aventura. Se vuelve un poco desconocido y también puede ser muy frustrante.

    El equipo pudo ver a partir de los datos que estaba presionando mucho para entrar en el rango de DRS, por lo que mi ingeniero de carrera, Tom Stallard, me dijo por radio que el equipo estaba contento con la segunda posición y que me concentrara en no cometer errores. Esto fue conflictivo para mí. Entendí por qué el equipo quería conformarse con la P2, con todos los puntos que aportaría, pero realmente quería la victoria porque, sinceramente, sentía que realmente me lo merecía. Tenía más ritmo que Pierre, así que lo intenté. Lo hice lo mejor que pude y entré en el rango de DRS, pero ya era un poco tarde. Al final, ¡estaba a menos de medio segundo de mi primera victoria en un Gran Premio! Supongo que no estaba destinado a ser ese día.

    8 | Gran Premio de Toscana 2020: «Oh, Dios mío»

    El accidente de Mugello fue, probablemente, el más fuerte de Sainz en la Fórmula 1.

    Cuando mi carrera terminó por el accidente en el reinicio del Safety Car, lo más fácil hubiera sido ir a mi habitación, encerrarme allí y olvidarme de la carrera hasta que hubiera terminado. Pero si hay algo que he aprendido en McLaren, es cómo ser un mejor jugador de equipo: respetar y ayudar a mis colegas siempre que sea posible. Durante el resto del Gran Premio de la Toscana, estaba ansioso por seguir lo que estaba haciendo Lando y compartí mi opinión con los ingenieros y los chicos de estrategia usando mis auriculares, en vivo desde la sala de ingeniería. Por ejemplo, mis pensamientos sobre lo que haría en situaciones en las que se encontraba Lando, o cómo podría sentirse en un punto particular de la carrera, básicamente, cualquier cosa que pudiera ayudar al equipo a obtener un mejor resultado.

    9 | Mi relación con Lando: «Bonkers»

    La relación profesional y personal entre Lando Norris y Carlos Sainz es un ejemplo para la Fórmula 1.

    Durante un día de filmación en Austin el año pasado, Lando y yo pusimos algunos videos en Instagram de nosotros haciendo headbanging con música muy fuerte: dance, techno, house, ese tipo de cosas. Una de las canciones era 'Bonkers' de Dizzee Rascal, y creo que esa es una palabra que podrías usar para describir nuestra relación. Es bastante único y difícil encontrar algo así en la F1.

    ¿Sabes cuando conoces a alguien e instantáneamente tienes un buen presentimiento sobre él? ¿Tienes un sentido del humor similar y te llevas bien de inmediato? Eso es exactamente lo que sentí tan pronto como conocí a Lando. Pero lo que hace que nuestra relación sea aún más especial es que ha sido así a lo largo de nuestro tiempo como compañeros de equipo en el mundo supercompetitivo de la F1. En la pista somos competidores, queremos vencernos, pero siempre hemos luchado de forma respetuosa y eso también ha ayudado al equipo a avanzar. Cuando estamos lejos de la pista, nos divertimos mucho juntos.

    La última palabra

    Es muy difícil elegir un momento que defina mi etapa en McLaren, pero si tuviera que destacar uno, sería uno en el que la mayoría de la gente no pensaría. Es Bakú 2019. Llegué a ese fin de semana después de tres carreras muy difíciles, mis primeras carreras con McLaren. Aunque mi confianza era alta, los puntos no llegaban porque tuvimos muy mala suerte. A pesar de eso, nunca me sentí bajo presión, seguí confiando en lo que estaba haciendo y el ambiente seguía siendo genial, no bajamos la cabeza y sentí el apoyo del equipo.

    Sabía que tan pronto como las cosas extrañas fuera de mi control dejaran de suceder, vendrían los resultados. Y eso es exactamente lo que sucedió el domingo en Bakú el año pasado. Fue el punto de inflexión. Con la excepción de Canadá, pasé a sumar puntos en ocho carreras consecutivas. Algo similar sucedió esta temporada: salimos de un período difícil para tener una racha de resultados realmente positivos.

    Siempre habrá momentos difíciles, pero puedes superarlos siempre que te levantes y sigas luchando. Eso es lo que he hecho a lo largo de mi carrera y durante mi etapa en McLaren, y es por eso que comparto tantos buenos recuerdos con todos en el equipo. Cada vez que ha habido un momento difícil, juntos hemos vuelto más fuertes. Ha creado un vínculo especial entre nosotros y es un vínculo que nunca se romperá. Estoy realmente agradecido con absolutamente todos los miembros de este gran equipo y tengo muchas ganas de veros en el paddock y luchar contra vosotros en la pista. ¡Una vez más, Gracias!

    Fuente: McLaren Racing / Fotos: McLaren Racing

    Carlos Sainz elige sus mejores momentos como piloto de McLaren F1