¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los datos del revolucionario alerón trasero de Aston Martin: así recibió el OK de la FIA

    Los datos del revolucionario alerón trasero de Aston Martin: así recibió el OK de la FIA
    Las derivas laterales de este alerón suscitó controversia.
    Juan Muñoz
    Juan Muñoz4 min. lectura

    El nuevo alerón trasero presentado por los comandados por Lawrence Stroll en Hungría llamó la atención del resto de equipos de la parrilla, levantando dudas sobre una posible ilegalidad que desde Aston Martin niegan tajantemente con datos y colaboración de la FIA.

    La nueva generación de monoplazas que ha estrenado la Fórmula 1 en 2022 fue ideada con varios objetivos en mente, entre ellos el de posibilitar que los pilotos pudieran seguirse los unos a los otros en pista sin que una súbita pérdida de carga aerodinámica les hiciese sufrir en plena batalla, además de un desgaste excesivo de los neumáticos.

    Cada una de las diez escuderías que conforman la parrilla de la categoría reina del automovilismo asumió la tarea de intentar encontrar la mejor solución técnica, pronosticando que, con el paso de las carreras, los diseños convergerían hacia los más exitosos, y así ha sido.

    «Hemos podido demostrar, con simulaciones, que [...] cumplíamos con el reglamento técnico íntegro»

    Con media temporada aún por delante, Aston Martin llamó la atención de sus rivales en Hungría, justo antes del parón veraniego, con un llamativo alerón trasero que no se parecía en nada a los presentados hasta la fecha... que desató la polémica.

    Espíritu de la norma

    La simplicidad de la aerodinámica de estos nuevos monoplazas se basa en un diseño más limpio que genera menos turbulencias a los perseguidores que sus predecesores, algo que en Aston Martin han buscado esquivar de algún modo.

    «Nos aseguramos de que estuviera bien, porque la intención de las normas está ahí», confesó Tom McCullough, director de rendimiento de Aston Martin. «Hemos podido demostrar, con simulaciones, que no tiene un efecto material en absoluto. Toda la filosofía del coche es muy dominante, la idea del alerón es una característica muy pequeña», destacó.

    Aston Martin busca llevar al extremo un concepto que todavía no han conseguido hacer que funcione del todo.

    El ingeniero británico aseguró que se han pasado «meses dando vueltas al concepto con el departamento técnico de la FIA desde nuestra interpretación inicial y nuestro entendimiento hasta la aprobación total de la FIA», negando que haya sido una tarea sencilla.

    «Entonces llegamos al punto en el que, una vez que habíamos pasado por varios bucles, de un lado a otro, estuvieron de acuerdo en que cumplíamos con el reglamento técnico íntegro», prosiguió McCullough.

    «A continuación decidimos hacerlo, por lo que tardó en llegar a la pista. Una vez que cuentas con la aprobación, se diseña y se fabrica. Después presentas los diseños antes del fin de semana de carreras, y la FIA tiene que asegurarse una vez más de que siguen contentos con ellos, y finalmente lo pones en el coche», concluyó.

    Fuente: Motorsport.com