Motor.es

GP Malasia: Victoria de Vettel, en una carrera donde no llegó la lluvia

GP Malasia: Victoria de Vettel, en una carrera donde no llegó la lluvia

8 min. lectura

Publicado: 10/04/2011 11:10

Sebastian Vettel vence nuevamente en Malasia, en una carrera dura y apasionante, donde finalmente no hizo falta que apareciera la lluvia, pues con las estrategias de boxes, los pilotos ya tebían suficiente.

En la salida sorprendieron los dos Renault que salieron como un tiro, sobre todo Nick Heidfeld, que salía desde la sexta, logró colocarse justo por detrás de Vettel, quien no perdió su primera posición y comenzó a tirar. Detrás de Nick, le seguía Hamilton, quien no logró adelantar al piloto alemán hasta la primera parada en boxes. Por detrás, Button, Alonso, Massa y Petrov mantenían una lucha por acercarse a la cabeza, mientras que Vettel se alejaba a cada vuelta que pasaba.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

Mark Webber, que salía desde la tercera posición perdió muchísimas plazas, y se colocó en las prieras vueltas en la décima posición. Al parecer no le funcionó el kers en la salida, con lo que todos pudieron adelantarle fácilmente. Éste fue de los favoritos, incluso el primero en efectuar su primera parada. La incertidumbre respecto de la meteorología, que anunciaba en un 90% lluvia, y el desgaste de las gomas, fue un quebradero de cabeza para todos, a lo largo de la prueba.

Hubo muchas batallas abiertas sobre la pista, Button, Massa, Alonso, Hamilton, Kobayashi, etc., nos quisieron regalar varios adelantamientos a lo largo de la carrera, el primer adelantamiento espectacular fue una frenada, tras la primera parada en boxes de Hamilton, en la que Kobayashi y Schumacher se andaban peleando, mientras que Hamilton, con un ritmo notablemente superior al de éstos dos, esperaba el momento oportuno para dar el hachazo no a uno, sino a los dos a la vez, algo que ya se estaba viendo venir al iniciar la manbiobra en la recta. El de Mclaren se hizo con la delantera y se dirigía hacia su próximo rival, Vitaly Petrov. También lo pasó fácilmnte y a continuación sus perseguidores, llegaron a su altura, tras efectuar asimismo sus paradas, y pasaron fácilmente al piloto ruso. Aparentemente había sufrido algún problema puntual que más tarde se solucionó. Fue así como después de una mala parada de Heidfeld, otros pilotos, como Alonso y Button, aparte de Hamilton, pudieron pasarle fácil.

Mientras que Vettel seguía en su mundo, haciendo sus vueltas y hablando en clave vía radio, acerca de su Plan A y B, que se referían a hacer 3 paradas o 4, los demás se controlaban de cerca. Sorprendente fue ver entrar a Hamilton a montar nuevamente un juego de duras, pero esto se debió a que no disponía de más blandas, y a partir de ahí, su carrera se convirtió en un infierno. Estaba presionado por Button y por Alonso, ambos estaban haciendo una espléndida carrera, y llegó un punto en que todos temían que Webber, que siempre había sido el primer hombre en parar, finalmente optara a una carrera con una parada menos, lo que significaría que tenían que cubrir posiciones, y así hicieron Button y Hamilton, pero no Alonso, que tardó algo más y salió por detrças del piloto australiano. Por suerte, finalmente Webber tuvo que hacer una cuarta parada, momento en el cual comenzó a tener un gran ritmo y acabó luchando en la última fase de la carrera incluso por el podio.

Quien más estaba sufriendo en esos momentos, fue Lewis Hamilton, que tras una mala parada en boxes, donde perdió 3 segundos muy valiosos, estaba siendo achuchado por Fernando Alonso, ya que en la última parada en boxes, Button le había adelantado, con lo que Vettel se encaminaba hacia su segunda victoria del año y Button hacia su primer segundo puesto de la temporada, mientras que Alonso tenía todas las de ganar en el duelo con Hamilton, que no se encontraba a gusto con el último juego de gomas. Cabe destacar también que Alonso tenía problemas con el DRS, que no le funcionaba, con lo cual se le hacía complicado adelantar, ya que no contaba con esa ventaja. Un desafortunado toque entre los dos, rompió el alerón delantero de Alonso, forzando una cuarta parada en boxes, y seguramente dejó aún peor el coche de Hamilton, quien en las últimas 5 vueltas, cuando podía encaminarse hacia el podio, perdió las posiciones con Heidfeld, Petrov y Webber, y finalmente tuvo que entrar a boxes. Alonso, que también lo hizo minutos antes, logró salir por detrás de Massa y a punto pudo luchar con él en los compases finales. El piloto brasileño había hecho una espléndida carrera, pero tuvo problemas en una de sus paradas en boxes, con lo que perdió mucho tiempo. Algo similar le pasó a Alonso, con lo que Ferrari tuvo que lidiar con 2 errores en las paradas de sus pilotos,

Victoria cómoda de Vettel, segundo Button y tercero Heidfeld, quien regresa al podio después de subir por última vez en el año 2009. Alonso acabó sexto miuentras que Hamilton salvó una séptima plaza. El excesivo desgaste de las gomas, ha hecho de esta carrera una prueba más de que no gana el más rápido, sino quien mejor aplica la estrategia de cambio de gomas.

Jaime Alguersuari, quien había quedado impreisonado por la carrera de Sergio Pérez en Australia, optó a una etsrategia de dos paradas y solo pudo acabar decimocuarto. Pero la razón fue la falta de grip y de adherencia al asfalto, más que a una etsrategia equivocada. Solo hubo 8 abandonos, algo realmente bueno a estas alturas de la temproada, con tan solo dos carreras disputadas, y una prueba tan dura como es la de Malasia. En 7 días más Fórmula 1, con el Gran Premio de China.

Pixel