¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Bahrein 2012, la historia podría repetirse

    3

    A falta de menos de un mes para la disputa del Gran premio de Bahrein aún no se puede afirmar a ciencia cierta que la carrera vaya a poder celebrarse debido a la delicada situación social del país árabe. Los equipos no están convencidos de que se pueda garantizar plenamente la seguridad de todos sus miembros. Lo sucedido en 2011 podría repetirse esta temporada.

    Corría el mes de febrero de 2011. En el circuito de Sakhir estaba previsto que se celebraran los últimos tests de la pretemporada y la primera carrera del año. Red Bull ya había dado muestras de su potencial en los test de Barcelona "si disputase hoy la carrera doblaríamos a todo el mundo" decía por aquel entonces el mismo Horner que ahora anda perdido buscando esos 2,6 segundos que según su ex-pupilo Jaime Alguersuari se han guardado los Red Bull esta pretemporada. Suele pasar, guardas tan bien las cosas que después no eres capaz de recordar dónde las pusiste.

    McLaren en esas fechas estaba totalmente perdido, su sistema de escape, el más que dudoso invento bautizado como "Octopus" no estaba dando el resultado previsto, todo el mundo esperaba una debacle para los de Woking en ese primer GP de la temporada pero pasó lo que pasó. El departamento de Asuntos Exteriores del Reino Unido recomendó a sus ciudadanos que no viajasen a la zona donde en menos de un mes debería arrancar el mundial de Fórmula 1. Los pilotos y algunos equipos mostraron públicamente su preocupación acerca de si se podría garantizar la seguridad del equipo durante la disputa del Gran Premio.

    Con todo esto, la carrera de Sakhir fue aplazada hasta finales de temporada a causa de las protestas suscitadas en algunos países árabes, entre ellos Barhein, que exigen reformas democráticas en los sistemas políticos de la zona, sin embargo como ya sabemos, la carrera no se llegó a correr tampoco a finales del mundial y la temporada 2011 terminó con la disputa de un Gran Premio menos de los previstos inicialmente.
    Este aplazamiento le dio a McLaren la oportunidad de copiar de una manera ejemplar el sistema de soplado de Red Bull y el Mp4/26 pasó de ser el cuarto o quinto coche de la parrilla a convertirse en el único que le plantó cara, tímidamente eso sí, a Red Bull en 2011.

    Como diría Morfeo en Matrix "El destino, al parecer, no está carente de cierta ironía". En la presente temporada, McLaren tiene en el MP4/27 el coche más rápido del gran circo y son Red Bull y sobre todo Ferrari los que necesitan mejorar a velocidades vertiginosas sus monoplazas. Los de Maranello corriendo a la defensiva, tratando de perder la menor cantidad de puntos con respecto a los de Woking en las 4 primeras carreras de la temporada. Esperando con impaciencia que lleguen los test de Mugello y el GP de Barcelona para comprobar si el trabajo realizado en fábrica ha dado sus frutos y están en disposición de luchar por la victoria.

    El próximo GP es en China, Mclaren parte como gran favorito para la victoria y en clasificación seguramente tengan en los dos pilotos alemanes de Mercedes a sus únicos rivales y después llegaría la carrera en el país árabe. Un país que sigue en plena lucha en la calle en busca de la ansiada democracia, altercados, muertes, enfrentamientos están a la orden del día en Bahrein y la disputa de un Gran Premio de Fórmula 1 sería el escaparate perfecto para que el mundo entero viese la realidad del país, tanto si se disputa como si suspende lo único cierto es que durante al menos unos días, la crisis económica mundial compartirá titulares con la ya algo olvidada "Primavera Árabe".

    En el supuesto de que la carrera fuese finalmente suspendida o aplazada, el equipo más beneficiado desde el punto de vista deportivo sería sin duda Ferrari, cuya meta para estas 4 primeras carreras de la temporada era, como se ha dicho más de una vez, perder la menor cantidad de puntos posibles. Sin embargo para los intereses comerciales de la mayoría de los equipos que comparten la parrilla esta temporada, la cancelación del Gran Premio sería una mala noticia al igual que para todos los aficionados a este fascinante deporte a los cuales nos encantaría no solo que se pudiese disputar esta carrera, sino que hubiese muchas más a lo largo de la temporada.


    Confiemos pues en que las palabras del director de comunicaciones de la FIA, Norman Howell, negando los rumores acerca de la posible cancelación de la carrera, sean ciertas y esta temporada podamos disfrutar de una de las carreras más duras para la mecánica de todo el mundial y que se celebra en el único circuito donde el haberse dejado en Europa, por olvido, los neumáticos azules o verdes no se considere una catástrofe.

    Bahrein 2012, la historia podría repetirse