¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Long Beach elige quedarse con la IndyCar y no buscar un GP de Fórmula 1

    El Consejo Ciudadano de Long Beach votó por unanimidad continuar con los organizadores de la prueba de IndyCar, recomendando renovar la carrera por cinco temporadas.

    Un estudio de viabilidad desaconsejó la propuesta del promotor Chris Pook en base a los riesgos económicos que conllevaba.

    La llegada al poder de Liberty Media en la Fórmula 1 este invierno disparó los rumores durante varios meses sobre la posibilidad de una segunda carrera en los Estados Unidos para buscar aumentar la popularidad de la categoría en un mercado, hasta ahora, inhóspito. Numerosas propuestas de circuitos, permanentes o urbanos, han sonado con mayor o menor fuerza, pero un grupo de empresarios fueron los primeros en plantearlo oficialmente, proponiendo que el prestigioso circuito urbano de Long Beach, sede del Gran Premio del Oeste de los Estados Unidos entre 1976 y 1983, y del Gran Premio de Long Beach de la IndyCar desde 1984, volviese a acoger a la Fórmula 1.

    Dicha propuesta había sido considerada por el Consejo Ciudadano de Long Beach, que encargó en abril un estudio de viabilidad para decidir si un Gran Premio de Fórmula 1 era lo mejor para la ciudad, pero, después de que dicho estudio fuese favorable a continuar con la IndyCar en las conclusiones publicadas el pasado 25 de julio, el Consejo Ciudadano ha decidido seguir esa recomendación por aprobación unánime.

    La propuesta de la Fórmula 1 se remontaba ya a 2013, cuando la ciudad renovó el contrato de la carrera de IndyCar por tres años, y estaba impulsada por World Automobile Championship of California, un grupo liderado por Chris Pook, promotor de la prueba desde sus inicios hasta la caída de la Champ Car en 2008. En una columna en el Press-Telegram, Pook argumentaba que el Gran Premio ha sufrido un descenso significativo en los últimos 12 años en asistencia, audiencias, impacto económico y beneficios para el sector hostelero de la zona, y que acoger la Fórmula 1 supondría un aumento de estatus sin incurrir en un incremento de los costes.

    No obstante, las conclusiones del estudio han finiquitado las opciones de un regreso del Gran Circo a las costas que albergan al Queen Mary. Sin ir más lejos, el comité encargado de la decisión ha recomendado llegar a un acuerdo de renovación con la IndyCar por cinco años para el periodo 2019-2023. El estudio no solo valoró la experiencia positiva de los actuales promotores, Grand Prix Association of Long Beach (GPALB), si no que cuestionó los beneficios y costes que la Fórmula 1 traería a la ciudad. Además, se ha tenido en cuenta que una carrera así no podría organizarse "hasta 2020", y que las necesarias modificaciones para obtener el Grado 1 de la FIA, que necesitarían un plazo de aprobación de dos años, podrían afectar "el desarrollo a largo plazo de la zona".

    Tras conocerse la noticia, el presidente de la GPALB, Jim Michaelian, ha afirmado en un comunicado que están "encantados con la decisión", garantizando que la IndyCar seguirá siendo la piedra angular del Gran Premio, y agradeció la "meticulosidad con la que han evaluado las varias opciones que se enviaron". Con ello, Long Beach seguirá ocupando su posición como la prueba más prestigiosa de la IndyCar fuera de las 500 millas de Indianápolis y se suma a la lista de potenciales candidatos americanos a la Fórmula 1 que no han llegado a materializarse.

    En una entrevista en Motorsport.com el pasado mes de abril, el jefe de McLaren Zak Brown ya había anticipado la escasa viabilidad del proyecto de Pook: "La economía que la Fórmula 1 precisa necesitaría de un gran subsidio gubernamental, y no creo que Long Beach esté preparada para pagar tales tasas (...) La pista está frente al puerto, así que no hablamos de un entorno fácil de modificar. Se necesitarían decenas, decenas y decenas de millones de dólares. Con esos costes combinados, no hay modelo en el que los inversores puedan obtener alguna ganancia (...). Es incompatible, y sugerir que no es el caso es como intentar meter una pieza cuadrada en un hueco redondo".

    Fuente: Motorsport.com