¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Max Mosley avisa: peligra el futuro de otras escuderías

Tras el K.O de Marussia y Caterham, el ex presidente de la FIA, Max Mosley, avisa de que no pueden ser los únicos en caer. El británico considera que la Fórmula 1 ya no es una categoría justa y propone un reparto más equitativo del dinero que reciben las escuderías.

La Fórmula 1 ha perdido, al menos para las dos próximas carreras, a Marussia y Caterham. Max Mosley cree que otros equipos podrían seguir en un futuro a esas dos escuderías y advierte de la peligrosa situación en la que se encuentra este deporte. El que fuera presidente de la FIA considera que el reparto presupuestario no es equitativo y eso hace complicada la supervivencia a varios equipos, como declaró en una entrevista en BBC Radio: "La Fórmula 1 ya no es una categoría justa. Hay un problema enorme: los grandes equipos tienen mucho más que los pequeños, lo que ha provocado que Marussia y Caterham tengan que abandonar. Fue algo inevitable. Y podrían no ser los últimos en hacerlo".

Mosley propone un reparto económico más razonable, y aunque entiende que las grandes marcas ingresen más que las más humildes, considera que esa diferencia debe basarse solo en el terreno de lo que reciben por publicidad: "Desde el punto de vista deportivo, la Fórmula 1 debe distribuir de manera uniforme el dinero destinado a los equipos y dejar que ellos sean quienes atraigan a tantos patrocionadores como sea posible". El ex presidente de la FIA no defiende que todos tengan el mismo presupuesto, pero sí que partan del mismo nivel: "Obviamente un equipo como Ferrari siempre tendrá más patrocinadores que otro como Marussia, pero si todas las escuderías reciben el mismo dinero de base, todos empiezan en igualdad de condiciones, especialmente si hay establecido un límite de presupuesto que limite lo que cada equipo se puede gastar".

Uno de los hechos que ha potenciado la influencia de la crisis económica en la Fórmula 1 es la entrada de las nuevas unidades de potencia. Mosley aboga por una política de control presupuestario en la que se combinen el respeto al medio ambiente y la reducción de gastos: "Estoy a favor de motores más verdes. El error no fue decirle a los fabricantes de unidades de potencia que podían gastarse lo que quisieran en el desarrollo de motores, sino no decirles que el máximo que podían gastar por temporada era de 4 o 5 millones en lugar de 20 o 25 millones de euros". Así pues, aunque a día de hoy la parrilla cuente con 18 coches, según el ex presidente de la FIA ese número podría reducirse si no se hace algo que ayude a la continuidad de las escuderías.

Noticias relacionadas

  • Comentario de Doof
    28/10/2014 (14:01)

    Doof

    "Está claro que aquella famosa reducción de costes sirve de poco si se cambia la normativa cada dos por tres. Y si encima el reparto de la tarta de los derechos televisivos es muy desigual, se traduce en que los equipos pequeños no tienen opciones de crecer nunca."

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto