¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Pirelli, obligado a desechar 1800 neumáticos tras la cancelación del GP de Australia

    Los neumáticos de Australia tienen que ser reciclados.Pirelli Motorsport

    Pirelli ya ha enviado los neumáticos que debían utilizarse en Bahréin y Vietnam, que esperan poder ser utilizados en el futuro.

    Sin embargo, los destinados al Gran Premio de Australia deben ser destruidos, pues ya fueron montados en las llantas.

    En cada Gran Premio de Fórmula 1, Pirelli desplaza algo menos de 2000 neumáticos de seco y mojado para cubrir la actividad de los diez equipos y 20 pilotos. Unos 500 de ellos corresponden a los compuestos de mojado y es habitual que sean desechados al final de cada evento, hayan sido utilizados o no.

    Sin embargo, en esta ocasión Pirelli tendrá que reciclar el 100% de los neumáticos desplazados a Australia, pues la confirmación de la cancelación del Gran Premio llegó demasiado tarde y todos ellos ya estaban montados en las respectivas llantas.

    «El problema es para los neumáticos que ya están instalados, porque en ese caso esos neumáticos van a ser desechados»

    «Terminamos de montar los neumáticos el jueves por la tarde, y luego tuvimos que desmontar todo», confirma Mario Isola a Motorsport.com. «Los neumáticos para Bahréin y Vietnam ya están allí, pero no es un problema. Utilizamos la carga marítima para la mayoría de los neumáticos y están en contenedores con control térmico. Es como tenerlos en un almacén, no hay ninguna diferencia para ellos. Si hay algún cambio en el calendario, podemos usarlos».

    Sin embargo, los que estaban destinados a utilizarse en Melbourne no pueden reutilizarse, pues para trasladarse deben ser desmontados y eso puede provocar defectos o roturas. «El único problema es para los neumáticos que ya están instalados, porque en ese caso esos neumáticos van a ser desechados. En este momento, la limitación es que cuando quitamos un neumático de la llanta, le damos tensión al talón y, obviamente, no estamos seguros de poder volver a colocar el neumático debido al nivel de fuerzas que actúan sobre estos neumáticos. Así que no queremos correr ningún riesgo», confirmó el director técnico de la marca italiana.

    Ello es un problema en los Grandes Premios que se disputan fuera de Europa, pero el transporte en los que se celebran en el viejo continente no presentarán semejante inconveniente, explica Isola. «Para los eventos europeos podemos llevarlos, porque si no los usamos, los mantenemos ajustados y cargamos nuestros camiones. En el futuro, y teniendo en cuenta que tendremos un único proveedor y un diseño estándar para las llantas, intentaremos trabajar juntos para encontrar una manera de colocar y quitar neumáticos y reutilizarlos. Pero debemos asegurarnos de que no estamos tomando ningún riesgo».

    ¿Y qué ocurre con los neumáticos desechados? Pirelli los recicla como generadores de energía. «Trituramos los neumáticos para colocarlos en menos contenedores y los enviamos de regreso al Reino Unido, donde los reciclamos en una fábrica de cemento cerca de Didcot. Los quemamos a altas temperaturas y creamos energía, pero no contaminación. Estamos investigando muchas formas posibles de reciclar neumáticos de F1, pero en este momento es la forma en que las reciclamos después de todo nuestro análisis», concluyó.

    Fuente: Motorsport.com / Fotos: Pirelli Motorsport