¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Nico Rosberg gana el Laureus a la Irrupción Mundial de 2016

    El alemán se convierte en el quinto piloto de Fórmula 1 en recibir este galardón en las dos décadas de existencia de los Premios Laureus.

    Emerson Fittipaldi entregó al recién retirado campeón el premio en una gala en Mónaco, donde Rosberg reside.

    Este martes, en la 18ª edición de los Premios Laureus, el ex piloto de Fórmula 1 Nico Rosberg ha sido reconocido con el Premio a la Irrupción Mundial del Año 2016, después de conseguir su primer título de campeón del mundo de Fórmula 1. La gala se ha celebrado en Mónaco, lugar de residencia de Rosberg, y el piloto alemán ha asistido para recoger su premio de manos del bicampeón Emerson Fittipaldi, uno de los dos ex pilotos que forman parte de la Academia de los Laureus junto al finlandés Mika Häkkinen.

    Los Premios Laureus, creados en el año 2000 para honrar y celebrar grandes gestas en el mundo del deporte, han reconocido la labor de Rosberg, quién logró esta temporada proclamarse campeón del mundo ante su compañero, el tricampeón Lewis Hamilton, algo con lo que pocos contaban. Apenas unos días después, Rosberg sacudía de nuevo el mundo del deporte al anunciar su retirada, y que no defendería el título conseguido. Su ex equipo, Mercedes, había recibido una nominación como mejor equipo del año, pero han sido derrotados por los Chicago Cubs de béisbol.

    La de Rosberg es la quinta vez en la historia que un piloto de Fórmula 1 se lleva el galardón a la Irrupción del año. Con anterioridad, recibieron el premio Juan Pablo Montoya (2001), Lewis Hamilton (2007), Jenson Button (2009) y Daniel Ricciardo (2014). La Fórmula 1 también ha sido protagonista de los premios principales: Michael Schumacher fue nombrado el deportista del año en 2001 y 2003, y lo propio ocurrió con Sebastian Vettel en 2013.

    A su vez, tanto Renault, en 2005, como Brawn, en 2010, fueron premiados como el mejor equipo del año, y Niki Lauda, antiguo miembro de la Academia de los Laureus, recibió el año pasado el premio a toda una carrera deportiva, tras dos años en los que esta categoría había quedado vacante.