¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Noto el acelerador del coche duro ¿por qué puede ser?

    Puede deberse a algunas averías relativamente frecuentes.

    Puedes notar el pedal del acelerador por problemas en el sistema del pedal, el cable o el potenciómetro, así como la mariposa. En ocasiones hay que sustituir piezas, otras veces vale con limpiar y lubricar la zona correctamente para que vuelva a funcionar como debería.

    Algunos coches tienen el pedal del acelerador más duro, y otros lo tienen más blando. Es decir, que en algunos tenemos que ejercer más presión con el pie que en otros. Ahora bien, mientras que esto son diferencias normales, cuando en un mismo coche notamos que el acelerador está más duro que de forma habitual, entonces estamos ante un posible problema. Y deberías identificarlo pronto porque puede tratarse de una avería.

    Los pedales de nuestro vehículo nos dan control sobre el acelerador y el freno, e incluso al embrague en el caso de los manuales. Y la presión que debemos ejercer sobre ellos para que actúen debería ser siempre igual. Por eso te señalamos que, si a lo largo de la vida útil de tu coche notas el acelerador duro, es algo a lo que deberías prestar atención.

    Cuidado con las alfombrillas porque a veces acaban ocupando el lugar del acelerador y el resto de pedales.

    ¿Por qué noto el pedal del acelerador más duro que de normal?

    Que el tacto del acelerador se vea afectado de forma negativa; es decir, que notemos el acelerador más duro, puede deberse a algo sencillo de arreglar o a una avería que nos hará pasar por taller. Entre los motivos más habituales por los que ocurre esto están las alfombrillas, que en ocasiones se 'arrugan' y acaban detrás del pedal del acelerador entorpeciendo su recorrido. En este caso, evidentemente, bastará con que la retiremos a su posición y tengamos especial cuidado de que esto no nos ocurra en marcha.

    Averías por las que puedes notar duro el acelerador del coche

    Lo anterior es quizá una 'torpeza' o un despiste, pero también hay averías por las que podemos notar más duro de lo habitual este pedal. Una de estas averías es la falta de lubricación en el cable o el sistema del propio pedal. En ocasiones basta con utilizar grasa blanca en esta zona para que volvamos a tener la sensación de siempre, pero en cualquier caso lo más recomendable es consultar con un taller.

    ¿Por qué? Porque quizá sea el sistema del acelerador el que necesita lubricación, y tendría fácil solución, pero en caso de que sea el cable del acelerador, entonces habría que desmontar el sistema y aplicarle grasa blanca o parafina, cosa que es más complicada. De hecho, hay en casos en los que conviene sustituir el cable, y por supuesto debemos tener en cuenta que muchos coches no llevan cable sino que van por un potenciómetro.

    En los modelos que basan su pedal de acelerador en un sistema por cable también es posible que sea la mariposa la que necesita una intervención. Esta es la inserción del cable del acelerador con la mariposa del motor, una zona que puede haber acumulado suciedad. Si es así, habría que proceder a limpiar la zona de forma correcta y lubricarla como en los anteriores casos.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto