¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Un informe apunta que el nuevo B-SUV de Alfa Romeo entrará en producción en 2023

    Recreación ilustrativa Alfa Romeo B-SUV 2023Motor.es

    El que será el tercer SUV de la gama de Alfa Romeo ya tiene asignada fecha de producción, coincidiendo con los planes iniciales. Aunque se desconoce su nombre comercial definitivo, bailando entre los de Brennero y Milano, fuentes italianas apuntan que el nuevo B-SUV entrara en las líneas de producción de la factoría de Tychy, en Polonia, en 2023.

    Stellantis está dando forma y asignando nuevos modelos a sus plantas de producción. La última en conocerse ha sido la de Tychy, en Polonia, que asumirá una importante carga de trabaja asegurando la totalidad de los empleos para los próximos años, ya que será sede de los nuevos B-SUV del consorcio ítalo-americano, desde el próximo año 2022, como señala Clubalfa.it.

    La plataforma CMP se extiende a Jeep y Alfa Romeo. Los dos primeros modelos de las dos grandes marcas de FCA que adoptan una base mecánica francesa, y que les permitirá desarrollar dos modelos para el competido segmento de los subcompactos con una estética diferente entre ellos, y con los "primos" franceses, y compartiendo también una gran carga de tecnologías. De hecho, la nueva arquitectura también permite versiones completamente eléctricas.

    Foto plataforma CMP Multi-energía de PSA - técnica
    La plataforma CMP de PSA es una arquitectura Multi-energía, la base del futuro

    El nuevo B-SUV de Alfa Romeo se llamará Brennero o Milano, ninguno confirmado

    Una de las versiones que, precisamente, suena también con mucha fuerza, por lo que el heredero del MiTo también será el primer modelo eléctrico de los del «Cuore Sportivo». Los italianos de «Clubalfa.it» se han hecho eco de unas informaciones que apuntan a la producción en la factoría de Tychy y enero de 2023. Un plazo que marca las entregas de las primeras unidades llegarán a los clientes a finales de la primavera de ese año, previa presentación en el segundo semestre de 2022.

    El consorcio ha dado prioridad al Jeep B-SUV, y al italiano después, que llegará con más de un año de retraso comparado con los planes presentados a finales de octubre de 2019. En ellos se contemplaba el B-UV -como los italianos denominaban a los modelos especiales- para 2022. El nuevo modelo se ofrecerá con tracción delantera y, a lo sumo, con un sistema electrónico que permita disponer de tracción total.

    Esta cualidad no es precisamente uno de los puntos fuertes de la plataforma francesa, ya que no permite disponer de ella. Una seria apuesta la del hermano pequeño del Tonale, del que también heredará los rasgos principales de los grupos ópticos y diseño frontal, y una gama de motores de gasolina y diésel que contará con opciones de tres y cuatro cilindros.

    Fuente: Clubalfa.it