¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Aston Martin DB5 del agente 007 será fabricado en edición limitada

    9

    Aston Martin ha anunciado una nueva serie de continuación, aunque en lugar de ser un modelo como tal estará basada en una versión muy célebre del Aston DB5, la empleada en la película Goldfinger de 007 con gadgets incluidos, idéntico al ejemplar que fue misteriosamente robado hace más de 20 años.

    Aston Martin DB5.

    Precisamente cuando los ejemplares del Aston Martin DB5 empleados en la saga de películas del agente 007 vuelven a ser noticia de portada, la compañía británica ha anunciado que se han decidido a lanzar una nueva serie de continuación del modelo, aunque no del DB5 convencional tal y como lo conocemos, sino del propio ejemplar empleado en la franquicia cinematográfica, gadgets incluidos.

    Esta no es la primera vez que Aston Martin lanza una edición limitada de continuación de un modelo clásico de su pasado más glorioso, como fue el caso del DB4 GT Lightweight de 1959, pero nunca hasta ahora, así como tampoco lo había hecho ninguna otra marca, de un ejemplar en concreto.

    En total serán fabricadas 25 unidades del Aston Martin DB5, todos ellos acabados en color plata Silver Birch como el empleado originalmente en la película Goldfinger de 1964. De la misma manera, la firma británica se ha asociado con el especialista de efectos especiales y ganador de un Óscar, Chris Corbould, para adaptar todos los ejemplares y montar todos los gadgets y dispositivos que aparecían en las películas. Incluido el sistema de matrícula abatible, que se esconde para mostrar otra, un sistema que muchos querrían tener en su vehículo de diario, aunque no tenemos claro del todo su legalidad en carretera abierta.

    La célebre persecución inicial de Goldeneye.

    Cada uno de estos ejemplares será fabricado en la factoría de Newport Pagnell, donde fueron ensamblados originalmente en la década de los sesenta y el precio de cada uno de los 25 ejemplares será de 3.5 millones de dólares, un precio muy alto y además notablemente mayor al de los ejemplares originales que se emplearon en las diversas entregas de la saga.

    Precisamente hace solo unas semanas fue subastado en Goodwood el ejemplar del DB5 empleado en las primeras escenas de Goldeneye (1995), donde alcanzó un precio de 2.6 millones de dólares, cerca de un millón más económico que estas nuevas unidades. El ejemplar de Goldeneye luce el número de bastidor 1885R y fue empleado por la marca durante la presentación del Aston Martin DB7 en los salones de Detroit y Los Ángeles, donde fue conducido por Stirling Moss. Su nuevo propietario es el Museo de espías de la ciudad de Nueva York, que lo emplearán para su exhibición permanente y para dar vueltas a los visitantes.

    Aunque el ejemplar más célebre y por tanto valioso fue el empleado por primera vez en una película de 007, en la cinta Goldfinger de 1964. Este lucía el número de bastidor DP/216/1 y pertenecía a un coleccionista privado que lo guardó en el aeropuerto de Boca Ratón, Florida. Una mañana de 1997 el vehículo simplemente ya no estaba, por lo que se supone que los ladrones lo embarcaron en un avión y tomaron rumbo desconocido. Hace unas semanas aparecieron las primeras pistas de su paradero, ya que una compañía le sigue la pista en Oriente Medio, aunque por el momento seguimos sin novedades al respecto.

    El Aston Martin DB5 del agente 007 será fabricado en edición limitada
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto