Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Aparecen las primeras pistas del desaparecido Aston Martin DB5 de 007

Uno de los mayores misterios del mundo del motor va camino de ser resuelto. Tras décadas de leyendas urbanas y preguntas sin respuesta, un equipo ha logrado identificar el paradero del Aston Martin DB5 original de la película Goldfinger de 007, que fue robado hace más de 20 años.

Sean Connery junto al Aston Martin DB5.

En 1997 desaparecía en Florida una de las piezas más icónicas del mundo del motor clásico y el cine, el Aston Martin DB5 empleado en la película Goldfinger de la saga James Bond. El vehículo estaba almacenado en una nave del aeropuerto de Boca Ratón y una mañana simplemente ya no estaba, y como suele suceder en el cine, nadie vio ni oyó nada.

De todos los ejemplares del DB5 relacionados con la franquicia 007 este era sin duda el más llamativo y conocido, pues era el único que contaba con los gagdets que aparecían en la película. Para su rodaje se emplearon dos vehículos, el ejemplar desaparecido (que contaba con el número de bastidor DP/216/1) y otra unidad estándar, que no contaba con modificaciones y era empleada para otras tomas. Además de estos dos, la productora contó con dos unidades más empleadas durante la promoción del film, pero que no aparecían realmente en pantalla. Las 3 unidades supervivientes están localizadas y están siendo preservadas, salvo el vehículo estrella, del que hasta ahora no se ha sabido nada. Aunque en estos más de 20 años ha habido rumores de todo tipo.

Al estar almacenado en un aeropuerto se sabía que podía haber sido trasladado en avión en cualquier parte del mundo, aún así, nadie vió que el vehículo fuera movido durante la noche, de hecho, el único vehículo que se vió a esas horas fue un Range Rover que pertenecía a alguien de la zona. Sin embargo, una de las leyendas urbanas más extendidas es que fue subido a un avión y arrojado al mar desde el aire a algún punto indeterminado de los Cayos de Florida.

Daniel Craig junto a una réplica del ejemplar.

Un equipo de investigadores ha anunciado recientemente que si bien no conocen el paradero exacto del vehículo, o al menos no han querido revelarlo por ahora, sí que saben la zona en la que se encuentra el ejemplar robado, en Oriente Medio.

Por el momento, el equipo no ha querido revelar como han llegado a esta conclusión, suponemos que aún no han concluido su investigación y no quieren revelar todos los detalles, como tampoco por qué precisamente ahora han decidido revelar estas primeras pistas, ahora precisamente que deben estar estrechando el cerco sobre el paradero del vehículo. Quizás lo hayan localizado ya y les interesa provocar una reacción de la persona o personas que tienen el vehículo, o de la propia comunidad relacionada con clásicos de la zona.

Un representante de la compañía que está detrás de estas investigaciones ha declarado que van a hablar con todos los mecánicos, coleccionistas y especialistas en vehículos clásicos de la zona. Hay que recordar que existe una recompensa muy suculenta por descubrir este vehículo, no en vano es un ejemplar muy valioso, pues algunos le estiman un valor por encima de los 10 millones de dólares. Otros ejemplares relacionados con la película pero sin la importancia del bastidor DP/216/1, han logrado cifras que superan los 2 y los 4 millones de dólares en subasta.

Fuente: Autoclassics

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto