¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Responsables de Audi Sport apuntan un futuro deportivo eléctrico

    Responsables de Audi Sport apuntan un futuro deportivo eléctrico
    Audi R8 V10Audi
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Nuevas declaraciones de Audi Sport han señalado al desarrollo de un deportivo eléctrico. El futuro del verdadero buque insignia, el Audi R8, es un auténtico misterio en los últimos meses, si bien las recientes palabras de una de las responsables de Audi Sport apuntan en una nueva dirección.

    Hace tan solo unas semanas que un informe proveniente de Alemania, y de nada menos que una de las mujeres más poderosas en el círculo interno de Audi, apuntaron que el futuro sucesor del R8 no será completamente eléctrico, pero sí que contaría con soluciones electrificadas.

    Unas declaraciones en las que se señalaba a un modelo híbrido de altas prestaciones, lo cual no es extraño por dos motivos. Uno, que todos los modelos con la insignia RS serán electrificados, comenzando con la nueva generación del Audi RS 4 Avant que llegará casi a mediados de la década, y que ya sabemos que será un híbrido enchufable. El segundo motivo es que la supervivencia del R8 depende obligatoriamente de esta tecnología.

    Foto Audi RS 4 Avant - exterior
    El futuro Audi RS 4 Avant será el primer híbrido enchufable con las siglas más deportivas

    Un futuro deportivo eléctrico llegará a la gama Audi R

    No pilla de sorpresa del todo, especialmente porque aquellas declaraciones venían de Hildegard Wortmann, la responsable del departamento de ventas y marketing de Audi, la persona que decide qué modelos llegan al mercado y cuáles se sacrifican. Las últimas declaraciones son de Linda Kurz, su equivalente en la división deportiva de Audi Sport, que no contravienen completamente, pero sí que dejan entrever que la marca trabaja en un deportivo eléctrico. Así se desprende de las declaraciones en las que ha señalado que «el denominado segmento R de la marca será totalmente eléctrico. Este será nuestro trabajo durante la próxima década».

    Realmente, no significa que el sucesor más inmediato del R8 sea un modelo eléctrico, pero sí que está dejando la puerta abierta a un desarrollo completamente nuevo, a un verdadero modelo de halo y muy exclusivo que será completamente eléctrico, o a la cuarta generación del R8 que llegará en 2030. De hecho, lo más llamativo es que hable de la década, a largo plazo, y no prácticamente a la vuelta de la esquina, pues el sustituto del deportivo se le espera para 2023, poco más de un año y cuyo desarrollo debe estar más que avanzado.

    Lo cierto es que es prácticamente inviable considerar que el sucesor del R8 será puramente eléctrico. A pesar de su elevado precio, no es un modelo de nicho del que vende contadas unidades, son varios miles en todo el mundo, por lo que el deportivo es una fuente muy importante de ingresos para el fabricante alemán. Las quinielas están abiertas, puede ser desde un aviso a la competencia sobre el desarrollo de un modelo eléctrico superior al R8 o la forma de preparar a los clientes más exigentes de lo que se avecina realmente en un futuro más lejano, pero partiendo de un próximo R8 híbrido.

    Fuente: Roadshow