Motor.es

BMW construirá una nueva fábrica en México

El fabricante alemán BMW continúa con su expansión global y el siguiente paso será el de fabricar vehículos en la ciudad mexicana de San Luis Potosí. Para ello la bayerische estrenará un nuevo centro de producción, que será un dinamizador para la economía de la zona y ayudará a BMW en sus planes de crecimiento.

3 min. lectura

Publicado: 04/07/2014 10:00

BMW se encuentra actualmente en plena expansión global. Además de seguir creciendo en Europa, la marca tampoco se olvida de otros continentes como Asia y América. Uno de los lugares donde más quiere aumentar su presencia es en el mercado NAFTA, donde entran Canadá, Estados Unidos y México, los tres países que firmaron este tratado de libre comercio.

Hasta 2019 BMW invertirá 2.200 millones de euros en aumentar su presencia, llevándose la mitad de este presupuesto la nueva planta que la firma alemana abrirá en México. Las nuevas instalaciones de producción estarán ubicadas en las inmediaciones de San Luis Potosí y deberían entrar en funcionamiento en 2019, dando empleo a más de 1.500 trabajadores directos y fomentando la economía de la región.

Esta planta tendrá una producción anual de 150.000 unidades, aunque por el momento se desconoce que modelos se fabricarán. Eso es algo que se anunciará más adelante, igual que las contrataciones adicionales una vez la fábrica vaya cogiendo ritmo.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

Producir vehículos dentro de la zona NAFTA tiene también importantes ventajas económicas para BMW, sobre todo de cara a la exportación a Canadá y Estados Unidos, aunque México también tiene acuerdos con otras zonas como Europa y el Mercosur. Es una decisión estratégica, igual que la de Infiniti y Mercedes. Además, BMW ya cuenta en México con una red de proveedores mexicanos consolidada que simplificará la creación de la nueva fábrica.

BMW tiene presencia en México desde 1994 y en 2013 comercializó casi 14.000 unidades, un incremento superior al 18% con respecto a 2012. Su división de motos superó las 2.000 unidades con un 16,6% de incremento.

Con todo esto, la marca seguirá invirtiendo en la fábrica que posee en Spartanburg, Estados Unidos, cuna de los SUV de la marca. Para finales de 2016 se espera en esta planta una capacidad de producción de 450.000 vehículos. La planta de fibra de carbono en Moses Lake también recibirá una inyección de dinero ahora que los modelos i que utilizan este material inician su comercialización con optimismo.

Fuente: BMW

Pixel