¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Conducción autómataEl Clase S INTELLIGENT DRIVE logra recorrer 100 Km de forma autómata en tráfico real.

15

Mercedes nos habla sobre sus avances en conducción autómata llevados a cabo sobre un Clase S modificado para tal hazaña, memorando los 100 Km recorridos por Bertha Benz hace 125 años. Capaz de circular en tráfico real y dar solución a variables y complejas situaciones de trafico, el Clase S INTELLIGENT DRIVE muestra las líneas maestras en la conducción autómata.

Mercedes-Benz da un importante paso a la conducción autómata. Ya hace un par de semanas AUDI nos presentó el sistema automatizado en atascos. El vehículo de prueba S500 INTELLIGENT DRIVE ha conseguido emular la hazaña de Bertha Benz hace 125 años, cuando realizando este mismo recorrido de 100 Km demostró que los vehículos eran apropiados para su uso cotidiano.

El vehículo de pruebas circuló tanto por autovías como por ciudad enfrentándose a situaciones complejas como rotondas, pasos de cebra, semáforos, ciclistas, vehículos en doble fila, etc...

El Clase S INTELLIGENT DRIVE usa sistemas muy similares a los usados hoy en día en sus Clase E y Clase S de serie, por lo que la tecnología autómata está más cerca de lo que imaginamos. De echo según Mercedes la conducción autómata en sus modelos será realidad antes de que termine el decenio, algo similar dijo Nissan hace más de una semana, ya que técnicamente están muy cerca, de echo algunas funciones ya podrían ser usadas, sin embargo la legislatura actualmente no permite ponerlas en marcha. Las mayores barreras que tienen a día de hoy los vehículos autómatas son legislativas y sociales.

A día de hoy la ley no permite la circulación de vehículos de forma autómata ya que por ejemplo la Convención de Viena sobre la circulación por carretera obliga al conductor a estar controlando permanentemente el vehículo e intervenir en todo momento.

La regulación internacional UN/ECE R 79 no permite el manejo automático de la dirección a velocidades superiores a 10 Km/h. Sin embargo Mercedes-Benz alega que esas restricciones fueron a probadas cuando la conducción autómata era impensable y que “hace falta precisar esos términos” en vehículos automatizados.

Por otro lado hay quienes no creen o no se fían de dejar la circulación en manos de sistemas electrónicos. Sin embargo un estudio realizado por la Customer Research Center de Mercedes-Benz con unos 100 participantes de 18 a 60 años de edad revela que tras realizar en sus instalaciones simulaciones de conducción autómata aumentó la aceptación de los participantes hacia esta tecnología.

El vehículo de pruebas hace uso de sistemas de radar y sensores derivados de la tecnología de asistencia a la conducción de la gama actual de Mercedes trabajando en conjunto con cartografías 3D diseñadas específicamente para este fin, fruto de la colaboración con Instituto de Metrología y Técnica de Regulación del Karlsruher Institut für Technologie (KIT) y HERE -división de Nokia-.

Las mejoras de de los actuales sistemas de asistencia contemplan radares y sensores optimizados tanto en su funcionamiento como en el número de ubicaciones, la anchura básica de la cámara estereoscopica (3D) ha sido aumentada para poder observar objetos a más distancia , una cámara a color tras el parabrisas para la lectura de los semáforos y una cámara trasera que junto al mapa 3D y el sistema GPS ayuda a ubicar con mayor exactitud al vehículo en la ruta.

El vehículo contó en la prueba con la supervisión de un conductor de seguridad que analiza constantemente la correcta ejecución del recorrido e interviniendo en el momento que perciba que el vehículo ha tomado una elección incorrecta. De los datos recopilados durante la prueba se definen las bases en las que seguir centrándose en el futuro.

«Hemos podido comprobar, por ejemplo, que la detección de las fases de los semáforos bajo diferentes condiciones de luminosidad y la asignación correcta de los semáforos a los carriles constituye un importante desafío», explica Ralf Herrtwich, responsable de sistemas de asistencia a la conducción y sistemas para el tren de rodaje en el departamento de Investigación y Desarrollo de Daimler AG.

El sistema poco a poco debe ir “aprendiendo” pues las situaciones del trafico real son imprevisibles y va ampliando el numero de maniobras que el vehículo autómata tiene la posibilidad de ejecutar.

Cada vehículo puede ir generando o actualizando los mapas en 3D ya que el sistema va registrando todo lo que observa. Con la comunicación “Car-to-X” los vehículos pueden ayudarse entre sí compartido la información actualizada.

Fuente: Mercedes

Noticias relacionadas

El Clase S INTELLIGENT DRIVE logra recorrer 100 Km de forma autómata en tráfico real.
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto