¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    CUPRA utiliza la avanzada tecnología de impresión 3D para producción de piezas

    CUPRA se asocia con HP para aprender las técnicas de impresión 3DCUPRA

    La marca deportiva de SEAT tira de las más avanzadas tecnologías para el desarrollo de sus modelos. CUPRA se vale de la impresión 3D para fabricar piezas y componentes de la carrocería del nuevo León Competición. La nueva técnica permite disponer de piezas con diferentes especificaciones en un corto espacio de tiempo.

    Los espejos retrovisores exteriores o las molduras de las tomas de aire del paragolpes delantero del nuevo León Competición están fabricadas íntegramente por una impresora 3D. La marca deportiva propiedad de SEAT ha firmado un acuerdo de colaboración con el especialista en máquinas impresoras HP, atendiendo especialmente a los procesos de impresión.

    Los técnicos de CUPRA utilizan una tecnología de última generación llamada "fusión multi-jet". Gracias a ella, mejoran enormemente la calidad de las piezas respetando a la perfección los valores aerodinámicos con los que han sido diseñados por ordenador, lo que también mejora el consumo de combustible al tiempo, la estabilidad, la velocidad y la seguridad.

    Los modelos de competición de CUPRA contarán con piezas fabricadas con impresión 3D, trasladándose más tarde a la producción en serie

    Prototipos de las nuevas piezas se han probado en túneles de viento superando velocidades de 180 km/h, conectadas a sensores que evalúan el comportamiento y la resistencia a estas ráfagas tan potentes comparando los valores obtenidos con las piezas fabricadas tradicionalmente. Y los resultados obtenidos, por ahora, marcan una diferencia tan importante a favor de la nueva técnica.

    De hecho, Xavi Serra, jefe de desarrollo técnico de CUPRA Racing, ha explicado que la impresión 3D multichorro "se está utilizando para la fabricación de piezas como el módulo de control central del volante, las rejillas de ventilación del capó o las tomas de ventilación de los frenos". La producción de cada pieza conlleva un tiempo de 20 horas, pero permite variar las especificaciones y disponer de una gama más amplia de elementos a la hora de realizar pruebas.

    Fuentes de CUPRA apuntan que "esta tecnología es y seguirá siendo clave en innumerables campos para hacer realidad las ideas más complejas". Fue utilizada por primera vez en el circuito de Portimao, en Portugal, según los responsables, obteniendo resultados "sorprendentes".

    La tecnología de impresión 3D permite variar las especificaciones de una pieza muy rápidamente