¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El DS 7 Crossback E-TENSE será un SUV eléctrico que llegará en 2025 desde Italia

    El DS 7 Crossback E-TENSE será un SUV eléctrico que llegará en 2025 desde Italia
    DS AERO SPORT LOUNGEDS Automobiles
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    Todavía no ha llegado a la mitad del ciclo de vida, pero la marca francesa de lujo ya tiene muy avanzados los planes de la segunda generación del DS 7 Crossback E-TENSE. La firma francesa se convertirá en eléctrica a partir de 2024, por lo que el SUV de lujo se transformará por completo.

    En tan solo unos meses, el DS 7 Crossback afrontará su primera y última renovación. El SUV de la marca francesa se transformará por completo a partir de 2024, con una generación completamente nueva que cambiará radicalmente en todos los aspectos, especialmente en el lado de su concepción, pues abandonará la combustión por completo y apostando estrictamente por la energía eléctrica.

    El futuro DS 7 Crossback E-TENSE está más cerca de lo que pueda parecer, ya que no es solo un plan de futuros modelos en la marca, sino que ya hay un equipo trabajando sobre este nuevo SUV eléctrico para que se estrene en 2025. Recientemente, DS anunció su transformación a marca eléctrica a partir de 2024, por lo que todos los nuevos modelos serán de cero emisiones, una estrategia en la que la segunda generación del modelo entra de lleno, pues se presentó en primavera de 2017 y se lanzó al mercado en 2018, cumpliendo 7 años en 2024.

    Detalle de la plataforma STLA Large de Stellantis - tecnología
    El futuro DS 7 Crossback E-TENSE, un SUV eléctrico, basado en la plataforma STLA Large

    El futuro DS 7 Crossback, un SUV eléctrico con cualidades especiales

    La firma francesa se beneficiará de las sinergias técnicas de Stellantis, por lo que la base técnica será la nueva plataforma «STLA Large» desarrollada por los franceses e italianos, y basada en la más antigua e-VMP adelantada por los galos. Una arquitectura especial electrificada para modelos de los segmentos D y E, que dispondrá de opciones de tracción delantera y total, con motores eléctricos cuya potencia se mueve en una horquilla de entre 150 y 330 kW, aunque para el futuro DS 7 Crossback E-TENSE se quedará en una máximo de 250 kW.

    Un amplio margen de potencias máximas que comprende entre 204 y 340 CV. Los motores eléctricos serán proporcionados por Nidec, mientras que entre los ejes, el futuro SUV eléctrico contará con un paquete de baterías con una capacidad mínima de 60 kWh y una máxima de 100 kWh, por lo que según configuraciones de motor, la autonomía máxima con una sola carga se moverá entre 400 y 650 kilómetros.

    Sin embargo, el hecho de beneficiarse de estas tecnologías implica una cuestión: y es que la producción del futuro DS 7 Crossback E- TENSE se desplazará completamente desde la francesa de Mulhouse a la de italiana de Melfi. La reorganización de Stellantis supone una revolución, pues esta sede producción se dedicará por completo a cuatro eléctricos: el que nos ocupa, un equivalente para Lancia y Opel y un segundo eléctrico de DS.

    Fuente: Largus.fr