¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    España destinará 4.295 millones para el diseño y fabricación de coches eléctricos

    España destinará 4.295 millones para el diseño y fabricación de coches eléctricos
    SEAT será una de las marcas beneficiadas de esta gran inversión
    Antonio Fernández
    Antonio Fernández5 min. lectura

    El Gobierno de España destinará 4.295 millones de euros a la reconversión de la industria automotriz española con el objetivo de prepararla para el diseño y la fabricación de coches eléctricos. Una gran inversión que se llevará a cabo gracias a los fondos europeos Next Generation EU.

    El Gobierno está decidido a llevar a cabo un ambicioso de reconversión de la industria automotriz española. A día de hoy España puede presumir de ser uno de los grandes fabricantes de automóviles a nivel europeo. Es de las pocas industrias reales que tienen un peso fuerte sobre nuestro PIB (Producto Interior Bruto). La era de la electrificación ya es una realidad y la transición hacia la movilidad sostenible está en marcha.

    Fabricantes y autoridades deben ponerse manos a la obra para poder llevar a cabo tan ambiciosa tarea. El Gobierno de España prevé destinar 4.295 millones de euros a la industria automotriz de cara al año 2023. Una inversión que será aplicada a la reconversión y su preparación para el diseño y fabricación de vehículos eléctricos.

    Más de 4.000 millones de euros para fabricar coches eléctricos en España

    Esta inversión se articulará a través de un Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE). Es una fórmula especial para poder acogerse a los fondos europeos Next Generation EU. Según los cálculos realizados por el Gobierno, con estos recursos, en su mayoría procedentes de Europa, activarán inversiones por un total de 19.000 millones de euros en los próximos tres años.

    Parte de los recursos incluidos en el plan por el Ejecutivo ya se han puesto en marcha a través del Plan MOVES, un programa de ayudas directas para impulsar la compra de coches eléctricos nuevos así como para la implantación de más puntos de carga que permitan mejorar la infraestructura existente. Las actuaciones industriales directamente vinculadas con el desarrollo y la fabricación de vehículos eléctricos y conectados contarán con una ayuda de 2.975 millones de euros. Se espera que dicha ayuda permita cosechar una inversión privada total de 11.900 millones.

    El Gobierno ha comentado de manera paralela que con esta transformación de la industria de la automoción será clave para que pueda alcanzar el 15% del PIB en el año 2030. Además, se ha destacado que, por cada empleo que se genere en la automoción se crearán cuatro en la industria auxiliar y seis o siete adicionales en empresas de servicios.

    SEAT se beneficiará de la llegada de estos fondos

    Una vez el PERTE sea publicado en el BOE (Boletín Oficial del Estado), las diferentes empresas interesadas podrán registrar las agrupaciones para participar en el mismo. Sin embargo, ya se da por hecho la participación de algunas empresas. Una de ellas es SEAT. La marca española aseguró que, para poder fabricar coches eléctricos en sus instalaciones de Martorell, cerca de Barcelona, sería necesario llevar a cabo una medida de esta índole. Proyecto tras el que también estará el Grupo Volkswagen y su factoría de Navarra.

    España ya fabrica coches eléctricos

    Stellantis, el cuarto mayor fabricante de vehículos a nivel mundial, es el gran artífice de que en España se produzcan, a día de hoy, algunos de los coches eléctricos más vendidos en el territorio europeo. Tenemos a tres modelos que podemos definir de clave. El Citroën ë-C4, fabricado en Madrid, el Opel Corsa-e cuya producción tiene lugar en Zaragoza y el Peugeot e-2008, fabricado en Vigo junto a diversas furgonetas eléctricas.

    Dejando a un lado la producción de vehículos totalmente eléctricos, en nuestra vieja «piel de toro» también se ensamblan baterías y automóviles electrificados con mecánicas híbridas. De cara a los próximos años, determinados grupos automovilísticos ratificaran su apuesta industrial por España con la adjudicación de nuevos modelos que serán cruciales para mantener la carga de trabajo en estos centros de producción.

    Fuente: El País