¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Este Ford F-150 Lightning ha quedado inutilizado tras usar un cargador ultrarrápido

Este Ford F-150 Lightning ha quedado inutilizado tras usar un cargador ultrarrápido
Ford F-150 Lightning remolcado por una grúaEric Roe (Twitter)
Javier Costas
Javier Costas6 min. lectura

Desde EEUU nos llega una historia de terror. Un Ford F-150 Lightning, totalmente eléctrico, ha quedado inservible mientras estaba recargando en un punto de Electrify America. Ambas empresas tratan de averiguar qué ha pasado, mientras el propietario aguarda una respuesta.

La popularización de los coches eléctricos empieza a traer consigo la erradicación de ciertas averías que no pueden tener, pero a cambio aparecen otras muy diferentes, aunque no sean las proporciones de fallo comparables. Este Ford F-150 Lightning está fuera de combate hasta nuevo aviso.

Su propietario, Eric Roe, estaba realizando un viaje tan tranquilamente con su familia y dos perros, y realizaba una recarga ultrarrápida en uno de los cargadores de Electrify America. Sí, es la red de recarga que Volkswagen está implantando en Estados Unidos como penitencia por el escándalo de las emisiones de 2015.

Cuando el proceso de recarga estaba en marcha, Eric escuchó un sonido fuerte y tanto el vehículo como el cargador quedaron inutilizados y carentes de vida. Después de constatar que no podía hacer nada, tuvo que pedir asistencia en carretera, ya que estaba a más de 1.600 km de casa. No es la primera vez que utiliza la red de Electrify America con su F-150 eléctrico.

Cuando se trabaja con intensidades de corriente tan elevadas, más de 50.000 vatios y cientos de amperios, muchas cosas pueden salir mal, pero tanto los vehículos eléctricos como los puntos de recarga tienen varias capas de protección para que todo salga bien. En este caso, aparentemente, algo ha fallado estrepitosamente.

El Ford F-150 Lightning ha tenido que ser retirado con una grúa en ruedines, ante la imposibilidad de seleccionar el punto muerto de la transmisión. Esto se hace así para evitar daños mecánicos. El vehículo se ha llevado a un servicio oficial de la marca para ver qué ha sucedido.

Eric Roe también es propietaio de un Kia Niro eléctrico con más de 100.000 km recorridos

Eric Roe explicó en Twitter que el vehículo está ahora mismo en el concesionario Power Ford Lincoln en Newport (Oregon, EEUU) a la espera de una nueva batería de 12 voltios, que también está mal, aunque funcionaba cuando llegó la grúa. Hasta que no dispongan del recambio no van a realizar la diagnosis, y no le dieron una fecha estimada para solucionar el problema.

Se ha interesado por el caso Emma Bergg, la directora global de Comunicación de Ford Motor Company en lo relativo a vehículos eléctricos y el complejo BlueOval City. Esto significa que el problema ya es conocido en la central de Ford, y que no es un simple problema de postventa como otros tantos suceden a diario.

De hecho, Ford está en contacto con Electrify America e investigando cuál ha sido la causa de esta avería doble, para poder así determinar posibles responsabilidades (vamos, quién va a pagar los platos rotos). Esto nos induce a pensar que o es la primera vez que ocurre, o una de las primeras.

Por supuesto, el cliente (Eric Roe) no habría hecho nada mal, los vehículos eléctricos pueden cargar en cualquier sitio si se respetan los estándares pactados en la industria. No importa que un Ford haya recargado en un cargador que, en última instancia, es responsabilidad de Volkswagen. En EEUU esto no tiene nada de novedoso, sucede a diario.

La última actualización de esta historia se produjo ayer: «Novedades sobre el (F-150) Lightning. La central de Ford se está comunicando con el concesionario. Ojalá averigüemos qué sucedió y obtengamos una solución rápida». Una posibilidad apunta a que sea fallo del cargador y haya suministrado más tensión de la demandada por el vehículo.

Afortunadamente, en este caso solo hay que lamentar daños en objetos y no en personas. Estos eventos poco o nada frecuentes tienen su utilidad, ayudar a mejorar el producto antes de que la adopción sea masiva. No sabemos qué parte ha sido la culpable, pero a buen seguro se van a tomar medidas correctivas por una o ambas partes.

Más de un comentarista en Twitter ha destacado que habría sido mucho más fácil dilucidar responsabilidades en el caso de Tesla, porque la misma compañía hace vehículos eléctricos y pone cargadores ultrarrápidos para ellos. Ford, en cambio, simplemente permite la interoperabilidad con redes de carga existentes, pero no va a dedicar esfuerzos a poner sus cargadores en EEUU. En Europa sí, es uno de los socios de la red IONITY.