¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Un estudio en Alemania apunta que los eléctricos son rentables solo en el segmento de lujo

Un estudio de una red de talleres en Alemania valora la compra de un eléctrico frente a un modelo de gasolina. Analizados los costes de mantenimiento y precio en una selección de seis modelos de Volkswagen, Tesla y Porsche, las conclusiones del análisis apuntan que la compra de un eléctrico es rentable solo en la gama alta.

Cada vez son más los modelos eléctricos que están llegando al mercado. Antes de que termine esta década, el mercado estará inundado con nuevas opciones en todos los segmentos y de todos los tipos de carrocería, ningún fabricante se quiere quedar fuera de la electrificación pura y dura y, como es lógico, quiere su parte del pastel.

¿Merece la pena cambiar a un eléctrico hoy? A largo plazo sí, pero solo en los de gama alta. Así lo refleja un estudio de una red de talleres de reparación alemana que ha analizado los costes de adquisición y el mantenimiento en vehículos de tres segmentos. A día de hoy, por mucho que se empeñen algunos, los precios de los coches eléctricos siguen siendo comparativamente altos.

Pero en esta decisión de compra, apostar por un eléctrico o no depende también de muchos factores. El principal, la "ansiedad de autonomía", que no es más que si el cliente dispondrá de la energía necesaria para cubrir un determinado trayecto o se quedará en el camino necesitando de una carga. La eficiencia es la bandera, pero es un condicionante también para los que todavía consideran que un eléctrico no tiene un cierto espíritu deportivo.

El nuevo Volkswagen ID.3, el compacto eléctrico de la marca alemana comenzará sus ventas en pocas semanas

Teniendo en cuenta variables como el precio de compra y los costes de mantenimiento, una conocida red de talleres en Alemania ha realizado un estudio comparativo con seis modelos eléctricos de Volkswagen, Tesla y Porsche con el objetivo de descubrir si, a día de hoy, merece la pena cambiar de gasolina a electricidad.

Como puedes ver en la siguiente tabla comparativa, los precios más altos de los eléctricos son consecuencia del coste más elevado de la batería, dándose especialmente con más notoriedad en los modelos más pequeños, con una importante diferencia de casi un 50 por ciento más alto comparando con la versión de combustión.

El estudio apunta que, incluso con una bonificación de 4.000 euros, no se llega a compensar la compra de un eléctrico en las categorías más bajas. En el segmento compacto, la diferencia baja hasta un 28 por ciento suponiendo una diferencia comparativa de un 24 por ciento en el caso de los modelos del segmento de lujo.

La versión Long Range del Tesla Model S, el eléctrico de la marca americana

Características de los eléctricos y de gasolina comparados

* Precios en Alemania incluyendo estación de carga, neumáticos de invierno y un bono eléctrico de 4.000 €

Ya sabemos que los costes de mantenimiento en los eléctricos son más bajos, por lo que el estudio considera este detalle, así como un recorrido acumulado de 15.000 kilómetros; el resultado es que el coste se reduce en casi un 83 por ciento en los compactos, el 100% en los del segmento A y en los de lujo se puede ahorrar incluso el 145%, lo que supone reducir los costes anuales de mantenimiento entre 690 y 1100 euros.

Mantenimiento de los modelos sometidos a examen

* Incluidos seguro, mantenimiento integral e impuesto a los vehículos

El análisis pone de manifiesto que, teniendo en cuenta el precio de compra y mantenimiento, al cabo de cinco años, un eléctrico más pequeño y compacto -como los analizados de Volkswagen- continúa siendo aproximadamente un 10 por ciento más caro que la variante de gasolina.

Mientras que después de 10 años el coste es casi un tres por ciento más barato, el propulsado por electricidad de la gama de lujo es más barato durante todo el período.

La tabla refleja el coste total de los modelos de gasolina comparando con los eléctricos

Heiko Otto, gerente de Autobutler, explica que "Para los propietarios de eléctricos, los aspectos financieros pueden ser un motivo de compra, aunque en Alemania actualmente solo son rentables a largo plazo. Nuestro análisis muestra que solamente en la gama de lujo pueden amortizarse a partir de la fecha de compra, mientras que para los más pequeños y compactos, se necesitan al menos diez años para ahorrar. Incluso teniendo este factor en consideración, la propuesta de movilidad sostenible no es de importancia para los alemanes a día de hoy, salvo que aumenten los incentivos de compra".

Fuente: Autobutler

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto