¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Ferrari 550 Maranello WSR: una de las versiones más raras de la saga Maranello

    12

    La edición limitada World Speed Record del Ferrari 550 Maranello es de las versiones más raras del modelo.

    Solo 33 ejemplares fueron fabricados, lo que es toda una rareza incluso frente al 550 Barchetta, del que se ensamblaron 448 unidades más 13 prototipos.

    Ferrari 550 Maranello WSR, solo 33 fabricados.

    El 550 Maranello sucedía a la icónica saga Testarossa en 1996, recuperando el concepto de Gran Turismo de motor delantero, lo que curiosamente no derivó en una peor manejabilidad con respecto a su antecesor de motor central, sino todo lo contrario, ya que el Testarossa adolecía desde sus inicios de un problema de base muy grave, la elevada posición de su motor.

    A pesar de contar con un doce cilindros plano, que en teoría debía bajar el centro de gravedad, la marca decidía elevarlo, para instalar bajo el bloque la transmisión, perdiendo todas las ventajas inherentes a esta configuración y de paso arruinando las posibilidades dinámicas del modelo.

    Este es el motivo de que nunca viéramos una versión de competición de la saga Testarossa, al contrario que con sus antecesores y predecesor. Tras el lanzamiento del Maranello, Ferrari decidía poner a prueba el rendimiento del nuevo modelo, registrando oficialmente tres récords de velocidad con el Maranello, logrando cubrir una distancia de 100 kilómetros a una velocidad media de 304 km/h, las 100 millas a una velocidad media de 306,3 km/h y recorrer 296 kilómetros en una hora.

    En total solo salieron en 4 colores, la mayoría gris titanio.

    Para conmemorar estas hazañas, en Ferrari lanzaron el 550 Maranello WSR - siglas de World Speed Record - una edición limitada de la que solo se fabricaron 33 unidades con las mismas especificaciones técnicas de la unidad que había logrado estas marcas.

    A nivel mecánico no había diferencias entre los 33 WSR y el resto de la gama Maranello convencional, contando con el V12 atmosférico de 5.474 c.c. de 485 CV (480 hp) asociado a una transmisión manual de 6 relaciones, que iba instalada sobre el eje trasero, al estilo trasaxle.

    Sin embargo, contaban con el pack Fiorano, con escapes deportivos y pinzas de freno Corsa. En el interior encontramos asientos deportivos Daytona revestidos en piel con arneses de seguridad, volante forrado en Alcántara y una curiosa barra antivuelco, algo exclusivo para esta versión, que estaba revestida en la misma piel que la escogida para el habitáculo.

    En el interior encontramos una placa y la curiosa jaula antivuelco.

    En cuanto a los colores, la mayoría de las unidades fueron entregadas en color gris Grigio Titanio con el interior en color burdeos, sin embargo, la unidad roja que aparece en las imágenes fue entregada en rojo Rosso Corsa con el interior en negro.

    Esta estará disponible en la subasta de RM Sotheby´s en el Salón Retromobile de París, que se celebra el próximo mes de febrero, mientras que la unidad gris fue subastada recientemente en inglaterra. Este último es uno de los pocos que se fabricó con volante a la derecha, ya que de los 33 solo 10 unidades fueron RHD.

    Como clásico, el 550 Maranello será considerado como uno de los últimos Ferrari tradicionales. Motor V12 atmosférico, arquitectura de motor delantero y tracción trasera, pero sobre todo, de cambio manual, con la tradicional rejilla selectora del cambio cromada, tan característica de la marca.

    Más raros incluso que el valorado 550 Barchetta.

    Las versiones WSR son de las ediciones limitada más raras del modelo, del que se fabricaron unos 3.000 ejemplares, más rara incluso que la variante abierta 550 Barchetta Pininfarina, de la que se ensamblaron 448 ejemplares más 13 prototipos. Por lo que solo 23 WSR con volante a la izquierda más las 10 unidades RHD son toda una rareza y pieza de colección.

    Su valor por el momento no ha explotado, sigue siendo uno de esos modelos fuera del radar de los coleccionistas. El ejemplar de color rojo parte con unas estimaciones que sitúan su precio entre los 230.000 y los 250.000 dólares. Un precio bastante elevado en comparación con los 550 Maranello convencionales, que raramente llegan a los 100.000 dólares en estos eventos, pero aún por debajo de los precios de la gama actual de Maranello.

    Récord

    Al contrario de lo que se pudiera pensar, el intento de récord no se llevó a cabo en un circuito europeo, sino estadounidense. Concretamente en la pista de 7.5 millas del Transportation Research Center, ubicado en cerca de la población de Marysville, en el estado de Ohio, cuando estas instalaciones aún eran propiedad de Honda.

    Imagen del récord en las instalaciones de Honda en Ohio.

    La elección de la extraña combinación de color no fue casual, gris y burdeos, Ferrari pretendía demostrar la capacidad de personalización del modelo y ensalzar las virtudes y posicionamiento GT del 550 Maranello.

    Los pilotos fueron Dulio Truffo y Csaba Csera. El primero era piloto veterano y redactor de Quattroroute, donde también era el instructor jefe de las instalaciones de Autoscuola Quattroroute, en Italia. Mientras que el segundo también era piloto veterano y director técnico y redactor jefe de Car and Driver USA.

    Apenas había unas pocas docenas de personas ese día en la pista, a mediados de octubre de 1998, y poco más de una hora después de comenzar, el 550 Maranello había logrado batir las marcas propuestas logrando esquivar los mayores problemas de este tipo de iniciativas, accidentes y fallos mecánicos.

    Placa conmemorativa en el interior de cada uno de los 33.

    Para ello, ambos pilotos mantuvieron el pedal del acelerador pisado a fondo en sexta durante todo el recorrido, a unas 6.000 rpm, llegando a alcanzar unas cifras de consumo de unos 39 litros/100 kms.

    Ferrari 550 Maranello WSR: una de las versiones más raras de la saga Maranello