¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Ford "amenaza" con muchos más SUV en Europa

    Javier Costas
    Javier Costas

    Según un estudio encargado por Ford, en el que se ha encuestado a jóvenes europeos, la moda del SUV está muy lejos de amainar; va a aumentar. Las previsiones apuntan a un 27% de cuota de mercado en 2020, frente a un 20% en 2014.

    Ford EcoSport, el SUV más pequeño de la gama, segmento B-SUV

    Aunque lo más habitual es ver al volante de un SUV una persona con más de 30 años, existe una demanda dormida de estos coches por parte de los "millenials" o generación Y, los nacidos a partir de 1980. Las conclusiones de este estudio de Benenson Strategy Group pueden ser hasta preocupantes.

    La mayoría simple de los encuestados -5.000 a nivel europeo- cree que los SUV son los mejores vehículos para combinar ciudad y carretera, que son más seguros y que son el "único tipo de vehículo que combina solidez y estilo de vida y que incorpora un atractivo tanto emocional como racional".

    Como perteneciente a esa generación, disiento enérgicamente

    Además de eso, una gran mayoría (84%) cree que los SUV han mejorado sus consumos y "respeto al medio ambiente" desde 2010. Esta afirmación sí puede sostenerse mediante números, aunque en general, los consumos de casi cualquier tipo de coche han bajado en ese periodo. Lo mismo podemos decir de la seguridad, los coches son cada vez más seguros que sus predecesores.

    Ford Kuga, el SUV mediano de la gama, segmento C-SUV

    El estudio afirma que cuando estos jóvenes puedan comprarse un coche, la cuarta parte se decantará por un SUV. A lo tonto, hablamos del 24% de la población adulta europea. Los motivos de deseo son la apariencia, el aparentar, que son "más deportivos y agradables de conducir" o que están más ligados a un "estilo de vida activo".

    Por lo visto, los jóvenes valoramos mucho la polivalencia, es decir, que algo sirva para muchas cosas, como un teléfono móvil o un SUV, que son multipropósito. De ahí que el estudio concluya que los SUV sean vistos como la "elección perfecta". Me gustaría ver un "contra-estudio" que evalúe la cultura automovilística de esos 5.000 encuestados...

    A los fabricantes, como en el caso concreto de Ford, todo esto les viene de fábula porque los SUV son más rentables al tener un precio más elevado que un modelo compacto equivalente. A las petroleras, aseguradoras, fabricantes de neumáticos y talleres también, porque sus costes de mantenimiento también son superiores.

    Ford Edge, el SUV más grande para el mercado europeo (de momento), segmento D-SUV. En EEUU los tienen mucho más grandes

    En mi humilde opinión, que es tan apreciable o despreciable como cualquiera, creo que la maquinaria del márquetin está consiguiendo sus objetivos, meternos estos coches en la cabeza como ya se ha hecho con la generación anterior de conductores.

    La mayoría de los conductores de SUV realmente creen que van más seguros, que se les percibe mejor socialmente, que conducen coches respetuosos con el medio ambiente o que son los mejores para combinar ciudad y carretera. A ese nivel hemos llegado, y todo eso es profundamente discutible, no solo hablo de gustos.

    Los SUV son modelos, por definición, más pesados, más grandes y con peor dinámica que un compacto equivalente. Solo por eso, no pueden ser más seguros, ni ser considerados eficientes en consumo de combustible, ni mucho menos tildarlos de ecológicos. Los SUV empezaron siendo vehículos todocamino, cada día son menos eso y más turismos elevados y grandes.

    Es bastante posible que este estudio tenga razón, y que las ventas de SUV sigan subiendo, segmento a segmento, y que sigan ganando presencia en la carretera. La moda se terminará tan pronto se imponga un sistema que grave los coches por su peso, como ocurre en Japón, y entonces la gente tenderá más a comprar lo que necesita, y menos a comprar lo que le representa.