¿Un Mustang de 4 puertas movido por energía solar?

En la edición 2017 de la Bridgestone World Solar Challenge, la carrera más importante de vehículos solares del planeta, encontraremos un participante muy particular, el Sunswift Violet. Este presenta una configuración poco habitual para estos vehículos y cierta inspiración en el Ford Mustang S550.

El Sunswift Violet durante unas pruebas.

La World Solar Challenge es la competición de vehículos alimentados por energía solar más importante del planeta. Como cada año, se celebra en Australia, recorriendo más de 3.000 kilómetros a través del desierto australiano desde Darwin hasta Adelaida, y en esta nueva edición nos encontraremos un participante muy particular, el Sunswift Violet.

Este peculiar modelo es el vehículo presentado por un equipo australiano, el de la Universidad de Nueva Gales del Sur y se diferencia bastante de los habituales modelos aplastados y ultra-aerodinámicos que solemos ver en esta competición. Además de contar con una silueta más propia de un automóvil convencional que la de un vehículo de carreras solar, el Sunswift Violet dispone de un habitáculo más próximo a uno convencional, y de hecho, tiene 4 puertas.

Aunque lo más llamativo del modelo es su particular relación con el Mustang, pues si atendemos a su vista frontal, este cuenta con las ópticas delanteras del Mustang S550, el Mustang de sexta generación. Por lo que tanto el equipo como los distintos medios que ya han prestado atención a este proyecto, no pueden sino relacionar, en tono cómico por supuesto, el extraño prototipo solar con el deportivo estadounidense.


A simple vista parece un sedán convencional por su silueta, ya que parece simular una carrocería de 3 volúmenes tradicional, pero si nos fijamos con detalle, el cuerpo de carbono visto del Sunswift Violet es realmente un radical estudio aerodinámico, que prácticamente carece de frontal. En el centro de la zona delantera, en lugar de la habitual parrilla encontramos un gran hueco, y la zona trasera es una mera extensión de la línea de techo, donde precisamente se sitúan los paneles solares. Todas las ruedas están carenadas, incluidas las delanteras y el resultado es un espectacular coeficiente aerodinámico de solo 0.20.

Este cuenta con dos motores de 1.5 kW que opera a un 98 por ciento de eficiencia, y con un peso de solo 400 kilos es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h. Aunque lo llamativo es su autonomía, pues es capaz de alcanzar 800 kms solo con la electricidad producida por los paneles solares. Entendemos que esta es la capacidad máxima de electricidad que pueden generar.

Curiosamente, el Sunswift Violet cuenta con elementos de confort tan habituales como cámara de visión trasera para facilitar las maniobras de aparcamiento, aire acondicionado, sistema de navegación e incluso conexión Wi-Fi. Lo que no es habitual en este tipo de prototipos, que prescinden de absolutamente todo que no sea los elementos indispensables para su funcionamiento.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto