¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El futuro de las marcas chinas de coches pasa por expandirse a nivel global

    Zotye es una de las marcas chinas que lucha por expandirse globalmente.

    El sector automovilístico chino debe mirar hacia el exterior. Las marcas 100% chinas se encuentran en un momento clave en el que, para asegurar su crecimiento durante los años venideros, deben de manera obligada mirar hacia el exterior y poner su punto de mira en otros mercados para expandirse a nivel global.

    Las ventas de coches en China cerraron el pasado año en negativo. En concreto, se comercializaron un total de 25.8 millones de vehículos, lo que comparado con el ejercicio anterior, supuso un importante retroceso del 8,2%. Los tiempos de fuertes crecimientos de dos dígitos y expansiones a un ritmo acelerado son historia. El mercado automovilístico chino ya es maduro y ha entrado en una nueva fase.

    Es innegable que el sector del automóvil en el gigante asiático tiene un largo recorrido por delante. Aún hay importantes oportunidades de crecimiento, especialmente en la denominada «China interior». El mercado automotriz chino volverá a crecer. Ahora bien. La situación ha cambiado. La llegada de lo que se denomina en economía «un cisne negro» ha dejado en agua de borrajas cualquier previsión realizada para este año.

    DFSK iX5
    DFSK ha puesto a Europa en su punto de mira. La marca china ya está disponible en España.

    Despedimos el 2019 asegurando que 2020 sería un año similar en lo que a ventas de coches se refiere. Sin embargo, todos los problemas que están causando el coronavirus y las medidas que están implementando las autoridades chinas tienen un efecto realmente negativo en el sector automovilístico. Es más, basta con echar un vistazo a la fuerte caída de las ventas durante el pasado mes de enero. En definitiva, todas las previsiones realizadas han quedado en nada.

    China es un verdadero gigante automovilístico. Más allá de ser la «fábrica del mundo», es el primer mercado del mundo para el coche eléctrico. Allí se venden más vehículos enchufables que en cualquier otra parte. La industria automotriz global achacará en mayor o menor medida los problemas que está atravesando el país asiático.

    Se esperaba que las ventas de coches en China volvieran a crecer en el año 2022. Aún es demasiado prematuro afirmar durante cuánto tiempo las matriculaciones de coches nuevos se verán afectadas por el coronavirus, pero está claro que será muy complicado darle la vuelta a esta situación durante los meses venideros. Lo cierto es que este nuevo virus, que ya es mundialmente famoso, se ha convertido en el impulso definitivo que necesitaban las marcas 100% chinas para iniciar su expansión global.

    Changan
    Changan es otra de las marcas chinas que se está expandiendo a nivel global.

    Grandes fabricantes como Dongfeng, a través de las compañías conjuntas que mantiene con marcas de la talla de Kia, Peugeot o Citroën, ha decidido reforzar su apuesta por regiones como África del Norte, el Sudeste asiático y Sudamérica. Si bien en estas regiones ya podemos encontrar a distintas marcas chinas, los papeles que desempeñan son, en ocasiones, bastante discretos. Y precisamente esto es lo que deben cambiar.

    SAIC es un claro ejemplo de cómo se pueden hacer las cosas bien sin generar mucho ruido. La empresa matriz de Morris Garage fue capaz de comercializar unas 139.000 unidades de la marca MG fuera de China en 2019. Europa y la India han sido dos de los principales mercados en los que se está centrando la que fuera una icónica marca británica. Y hablando de Morris Garage, el éxito que está cosechando el MG Hector en la India está allanando el terreno para la llegada de nuevos modelos chinos a este país emergente.

    Rusia también se ha convertido en poco tiempo en un mercado clave para la expansión de distintas marcas chinas. Allí operan firmas como Zotye, FAW o Changan. Tampoco debemos olvidarnos de Tailandia. En definitiva, si estas compañías automovilísticas quieren capear la crisis que está atravesando el mercado chino deben poner el punto de mira en el exterior y consolidarse en otras regiones.

    Fuente: autonews