¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    WRCEl futuro de Robert Kubica vuelve a estar en el aire

    Llega el parón veraniego en el WRC y en la gran mayoría de las categorías del motorsport. Eso es sinónimo de 'silly season' y también de decisiones de futuro. En esta línea, Robert Kubica decidirá que camino seguir de cara a la próxima temporada. Antes del final de agosto tomará una decisión.

    Han pasado cuatro años y medio desde el fatal accidente que dejó a Robert Kubica con movilidad reducida en uno de sus brazos. Un accidente sufrido durante la disputa de un rally que le condenó a competir en esa disciplina casi por obligación. La alta exigencia de la competición en los circuitos y concretamente de la F1 estaba lejos del alcance de sus problemas físicos. Por ello, tras una duradera y costosa rehabilitación, la trayectoria deportiva de Robert Kubica se ha centrado en los rallies, tanto en el WRC como en el Europeo de Rallies.

    La progresión física y mental de Robert Kubica ha sido notable desde que arrancó esta nueva etapa en 2013, año en el que consiguió el título de la categoría WRC2 a los mandos de un Citroën DS3 RRC. Desde entonces pasó a competir en un World Rally Car, primero de Citroën y luego de M-Sport, en ambos casos con un cambio de marchas adaptado. En 2015 y con el cambio de levas, los problemas de pilotaje se han reducido y aún compitiendo con una unidad privada gestionada por A-Style y equipada con neumáticos Pirelli, ha conseguido elevar su ritmo competitivo.

    Robert Kubica no ha tenido la consistencia y la regularidad como virtudes en el WRC, contando con numerosos abandonos por accidentes. Rápido como pocos a pesar de su menor experiencia y sus dificultades físicas, ha sido capaz de alternar actuaciones en las que ha demostrado estar entre los cinco pilotos más rápidos del campeonato con otras en las que ha acabado con su Ford Fiesta RS WRC volcado o estrellado contra un árbol. Es su forma de entender la competición, algo que no quita por otra parte que verano tras verano el futuro de Robert Kubica esté en el aire.

    Y es que Robert Kubica no pierde la esperanza de volver a los circuitos. Ya en 2013 se rumoreó con gran intensidad su presencia en el DTM después de hacer una prueba en el simulador de Mercedes y probar el Mercedes AMG C-Coupé del campeonato en Cheste. Sin embargo, esta opción fue desestimada y su trayectoria siguió ligada a los rallies. Ahora, con un formato nuevo en el DTM dividido en dos clasificaciones y dos carreras, más cortas y por tanto menos exigentes para sus condiciones físicas, quizá esta vía se ha vuelto a abrir, al margen de distintas posibilidades en el Mundial de Rallies.

    De hecho, Martin Cachorski, agente de Robert Kubica, ha comentado las opciones de futuro de su piloto:

    "Tenemos algunas opciones en la mesa que tenemos que mirar para el próximo año con Robert Kubica, incluyendo algunas propuestas muy interesantes que podrían devolver a Robert a los circuitos en el año próximo. Él sabe que tiene que tomar una decisión rápidamente. Creo que debe ser antes de finales de agosto".

    Compita en rallies o de una vez por todas pueda volver a los circuitos, Robert Kubica tiene claro que su decisión debe ser tomada de manera eficaz y rápida. El polaco quiere evitar a todas costa la situación vivida en 2015 donde la unión entre el equipo A-Style, la utilización de neumáticos Pirelli y el uso de un Ford Fiesta RS WRC se fraguó a última hora, con el campeonato ya en marcha. Sea cual sea su futuro, está claro que debe ser con una pretemporada adecuada.