Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El nuevo impuesto al diésel será usado para ayudas al coche eléctrico

Parte de lo recaudado con el nuevo impuesto al diésel será destinado a la creación de un plan estable e ininterrumpido de ayudas a la compra de coches eléctricos hasta el próximo año 2020. El Gobierno de España quiere fomentar así la adquisición de vehículos eléctricos.

Smart EQ ForTwo

Parte de lo recaudado con el gravamen al diésel será destinado a la creación de ayudas al coche eléctrico.

Una de las medidas que se incluye en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019 es la destinación de una parte de la recaudación de la subida de la tributación del diésel a la creación de un nuevo programa de ayudas a la compra de coches eléctricos. El objetivo del Gobierno, según el acuerdo establecido con la formación política Unidos Podemos, es la creación de un plan estable e ininterrumpido de cara al año 2020.

La dotación de este plan de ayudas al coche eléctrico se compondrá de, al menos, el 30% del incremento de la recaudación fruto de la subida de la tributación diésel para equipararla con la gasolina. El principal efecto que tendrá un programa de ayudas continuadas en el tiempo es que se evitar la concentración de ventas en determinados momentos y la paralización de las mismas en otros.

Lógicamente este nuevo programa de ayudas dependerá de la aprobación o no de los nuevos PGE. En la actualidad, los Presupuestos Generales del Estado de 2018 recogen 66,6 millones de euros de apoyo a la movilidad sostenible y eficiente. El actual ministerio de Industria, Comercio y Turismo es responsable de 16,6 millones de euros, mientras que el de Transición Ecológica gestiona, a través de Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), 50 millones de euros. Esta dotación sigue pendiente de aplicación.

Mercedes EQC

El Gobierno quiere crear un plan de ayudas al coche eléctrico estable y continuado hasta el año 2020.

Además de fomentar la compra de vehículos propulsados por energías alternativas, el denominado Plan Renove 2020 tiene también como objetivo la retirada de la circulación de los coches diésel más contaminantes y antiguos. Al mismo tiempo que se aumentará el gravamen a este combustible, el Gobierno quiere rebajar la edad media del parque automovilístico y que se componga de vehículos más eficientes y/o ecológicos.

También es importante recordar que a finales del pasado mes de agosto se supo que el Gobierno había decidido retrasar la entrada en vigor de otro plan para incentivar la compra de vehículos más ecológicos. Este programa de ayudas se llama Plan VEA (Vehículos de Energías Alternativas) y estaba previsto que se aprobase en julio. Algo que finalmente no ocurrió como bien informamos.

En el pasado iniciativas como el Plan PIVE o el Plan MOVEA fueron un auténtico éxito puesto que sus respectivas dotaciones se agotaron en muy poco tiempo. Muchos conductores interesados en, por ejemplo, la compra de un coche eléctrico, optan por esperar a que desde las instituciones se ofrezcan determinados incentivos y ayudas directas para finalmente lanzarse a la piscina de la movilidad eléctrica.

Fuente: EFEMotor

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto