¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La DGT prepara cambios en los distintivos ambientales

    En primer plano, Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior (Archivo)DGT

    El actual sistema de clasificación de vehículos, según su tecnología de control de emisiones, data de 2016 y tiene cuatro categorías: B, C, ECO y Cero. Antes de que acabe el mes podrían anunciarse algunos cambios, ahora en fase de estudio.

    Con motivo de la Semana Europea de la Movilidad (16-22 de septiembre) se celebró un encuentro titulado como «Claves y tendencias de la movilidad sostenible del futuro». En él, el responsable de la Dirección General de Tráfico, Pere Navarro, hizo unas declaraciones muy interesantes:

    Citamos: «Desde la DGT, estamos trabajando en una serie de normativas generales para homogeneizar las etiquetas de emisiones. Vamos a actualizarlas gracias al consenso alcanzado con el sector. Todas las etiquetas continuaran vigentes». En otro momento aclaró que podría aparecer «alguna nueva» pegatina. Pudiera ser que la nueva pegatina diferencie tecnologías de control de emisiones futuras, como Euro 7.

    Sabremos más a partir del 29 de septiembre, cuando se producirá una reunión interministerial con los responsables implicados en estos cambios. Lo que sí ha dejado claro Navarro es que no habrá una enmienda a la totalidad, más bien son cambios menores.

    ¿Por dónde pueden ir esos cambios? Por lo más criticado hasta la fecha:

    1) Que se asignen distintivos ambientales por tecnología de emisiones y no por fecha de matriculación

    Aquellos vehículos que fueron matriculados con anterioridad a las fechas obligatorias de vigor de nuevas normativas de emisiones, y cumplían por adelantado, han resultado perjudicados. La Administración no ha reconocido la tecnología de emisiones, teniendo que hacerlo el interesado, y no precisamente gratis, pidiendo certificados de conformidad (CoC).

    Por ejemplo, supongamos un turismo diésel matriculado en 2005, que salió de fábrica cumpliendo la normativa Euro 4, pero antes de la entrada en vigor de la nueva norma. No le corresponde distintivo de emisiones. El mismo coche, matriculado el 1 de enero de 2006, habría recibido el distintivo amarillo o "B", ya que se le presupondría el cumplimiento de Euro 4 (o no se habría podido matricular).

    Existen medios telemáticos para hacer esa asignación automáticamente y sin que el ciudadano tenga que incurrir en costes ni molestias

    Pero claro, un turismo Euro 3 diésel podría haberse matriculado perfectamente unos días antes del 1 de enero de 2006, uno diseñado años atrás y que estaba en stock, por lo que no le correspondería distintivo igualmente. Ante la duda, el interesado tiene que gastarse dinero en un CoC, que los fabricantes cobran como si los firmase el mismísimo Pérez-Reverte con sangre de unicornio. Y luego hacer papeleos y trámites.

    2) Los vehículos de categoría "A" recibirían su distintivo

    La DGT podría introducir la pegatina "A" o roja/negra, que serviría para distinguir fácilmente a todos los vehículos que no cumplen las condiciones para llevar cualquier otro distintivo ambiental. En los vehículos matriculados con el sistema anterior -provincial- es evidente, pero puede haber confusión en el caso de vehículos rematriculados, importados de otro país de la UE o anteriores al 2001.

    La categoría "A", como no tiene distintivo ambiental, está obviamente exenta de llevar el distintivo visible, ya sea en el parabrisas (esquina inferior de la izquierda, visto de frente) o en el caso de vehículos de categoría L (motos, ciclomotores, triciclos...) donde un agente de circulación pueda verlo.

    Los agentes de circulación no tienen por qué ser expertos en coches y saber a qué modelo le corresponde tal o cual tecnología

    Esto, a mi humilde entender, sería la modificación más sensata, crear un distintivo nuevo para todos aquellos vehículos que no tienen derecho a llevar los demás distintivos ambientales, pero con matrículas modernas de cuatro cifras y tres letras. Así, se terminaría cualquier posible confusión.

    3) Acabar con la manga ancha con los microhíbridos y que reciban el distintivo "C"

    Actualmente cualquier tipo de hibridación que no permita circular al menos 40 kilómetros sin necesidad de combustible entra en el mismo saco, el distintivo ECO. Es decir, se considera híbrido ECO desde a un microhíbrido (alternador/motor de arranque integrado) de 12 voltios a un híbrido puro que puede realizar 3 kilómetros sin gastar ni una gota, también híbridos enchufables que recorren 25 km (como los Toyota Prius plug-in hybrid de 2012 a 2016).

    Sí, hablamos de híbridos, pero de diferentes grados de hibridación. Ahora mismo se están llevando el distintivo ECO vehículos que solo ahorran unas décimas de litro cada 100 km, y eso no hace automáticamente que sean mucho más ecológicos como para merecer una distinción. La DGT podría meter mano a eso.

    Un microhíbrido hace aportes breves de potencia al motor principal, pero siempre hay consumo de combustible cuando se recibe la asistencia

    Ahora bien, Pere Navarro ya dijo que en sus actuales términos no se van a modificar los distintivos ya concedidos. Una modificación razonable podría ser exigir a los vehículos híbridos que tengan un sistema de alto voltaje (más de 48 voltios) o que tengan un aporte de potencia de 10 kW o superior, por ejemplo. En otras palabras, los microhíbridos con distintivo C, los semihíbridos e híbridos puros con el distintivo ECO.

    Seguiremos informando.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto