¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La Gigafactoría 4 de Tesla en Alemania sigue adelante

Concentración a favor de la fábrica de Tesla@gigafactory_4 en Twitter

Después de un parón de varios días por problemas administrativos, los trabajos para despejar el terreno para la Gigafactoría 4 siguen adelante. No son pocos los obstáculos que Tesla está encontrándose para producir coches eléctricos en el continente europeo el año que viene.

En noviembre de 2019 se hizo oficial: Tesla montaría una gigafactoría en Alemania, descartando otros emplazamientos que fueron barajados durante meses, incluyendo varias ubicaciones en España. El lugar elegido fue el polígono industrial de Freienbrink, en Grünheide (Mark), cerca de Berlín y Brandeburgo.

Dicho territorio está en los que antes se conocía como "Alemania del Este", es decir, la RDA. La fábrica creará 12.000 puestos de trabajo en una zona económicamente no tan desarrollada como donde se han asentado las grandes monarquías alemanas del automóvil. Pero tiene otras ventajas.

Una de ellas es el bajo coste del suelo edificable, considerablemente más económico que en el sur de Alemania, así como la acumulación de empresas relacionadas con la electromovilidad que pueden beneficiarse de la llegada de Tesla en un régimen simbiótico. Todos ganan, por decirlo de otro modo.

Pero no todos lo ven de esa forma, y con los ecologistas han topado. Sí, parece mentira, pero varios colectivos que presuntamente defienden el medio ambiente están poniendo palos en las ruedas al principal fabricante mundial de coches eléctricos, y que nunca ha fabricado coches de combustión interna.

Dado que la fábrica se ubica en una zona densamente arbolada -aunque se trata de una zona reforestada-, se han encontrado resquicios legales para lograr detener unos días la tala de árboles por vía judicial. Los ecologistas lograron detener la tala a la espera de un informe sobre la viabilidad de la deforestación y su impacto en la fauna.

Anteriormente los obstáculos vinieron en forma de bombas olvidadas de la SGM que tuvieron que eliminar los artificieros

Pero el jueves entró en el ajo un juzgado que desbloqueó la situación, y la decisión es inapelable. Tesla puede seguir ordenando la tala de árboles para montar su fábrica, eso sí, de forma ordenada y de acuerdo a la legislación medioambiental. Se han perdido unos cuantos días de trabajo.

Para la asociación Bundesverband der Deutschen Industrie o BDI, que representa los intereses de la industria en el país, es un paso positivo. Es más, algunos políticos advierten que una batalla legal que dificulte la implantación de Tesla va a dejar en mal lugar al país como un sitio donde poder establecer empresas de este tipo.

Existe preocupación por el impacto negativo que puede tener la fábrica en aspectos como el suministro de agua potable de la zona -ya que puede haber picos de consumo-, que aumente el tráfico ferroviario o por carretera, o que se altere la tranquilidad de la zona con una gran industria. La GF4 tendrá una capacidad de 500.000 unidades al año.

El plan previsto es empezar a fabricar el Model 3 y el Model Y a partir de julio de 2021, los modelos más demandados de la compañía, y más adelante puede que vengan más. Incluso siendo de producción estadounidense, el Model 3 está dando la campanada en algunos países en la lista de modelos más vendidos, eléctricos y en general.

Fábrica de Tesla en Fremont (California, EEUU)

La industria del motor en Alemania está en medio de un proceso de transformación, debiendo abandonar un modelo en el que se fabrican muchos vehículos de combustión interna -es el principal fabricante europeo- y aumentar de forma masiva la presencia de coches eléctricos en las calles. Es imprescindible para "descarbonizar" la economía del país.

Eso está por encima de talar unos árboles, aunque sean más de 90 hectáreas

Si la industria alemana no lleva a cabo esa transformación, a medio plazo será aplastada por la asiática, donde ya tienen más claro que la electromovilidad es inevitable. Tesla va a ser un actor muy importante en ese proceso, ya que contribuirá a acelerarlo, y de eso se van a beneficiar también sus competidores por economías de escala.

En general, el balance de la fábrica de Tesla saldrá a favor, los inconvenientes quedarán eclipsados por los parabienes que traiga. Tan solo el impacto a nivel local va a ser importante, y no solo en Alemania, también en poblaciones limítrofes de Polonia, ya que se cree que parte de la fuerza laboral vendrá de allí al haber una distancia razonable en coche.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto