¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La fábrica de Tesla en Alemania producirá hasta 500.000 coches al año

    Poco a poco se van conociendo más detalles sobre el emplazamiento de la futura Gigafactory 4 de Tesla en Alemania. Si unos permisos administrativos no se ponen en su camino, la marca californiana empezará la construcción en marzo y espera producir en serie en 2021.

    Hace 18 años se especuló con que BMW levantaría una fábrica en Grünheide (Mark), un municipio alemán del lander de Brandeburgo, a 35 kilómetros al este de Berlín. Finalmente será Tesla quien se integre en el polígono industrial de la zona, Freienbrink, que crecerá en 300 hectáreas. Los terrenos asignados a Tesla tendrán un perímetro de 1,8 kilómetros.

    De acuerdo a la publicación alemana Bild, la planta empezará a construirse en marzo de 2020. Todavía hay que superar un par de problemillas, dado que hay que talar unos cuantos árboles en esa zona y si se retrasa la aprobación administrativa podría tener que pararse todo en septiembre. Sin permisos no se pueden talar árboles.

    La producción está prevista en principio para 2021, con una plantilla inicial de 3.000 empleados que podría acabar alcanzando los 8.000 a 10.000. En los negocios de la zona ya se empiezan a frotar las manos, ya que llegarán trabajadores cualificados y con buenos sueldos, e incluso gente que venga desde Polonia a trabajar -es una distancia razonable en coche- harán gasto. La Autobahn A-10 está al lado, las comunicaciones son buenas.

    Esta será la ubicación del polígono industrial que acogerá la Gigafactory 4 de Tesla

    Sabemos que el primer modelo que se producirá en Grünheide será el Model Y, destinado a convertirse en un superventas por su doble carácer de coche eléctrico y con una carrocería muy atractiva en términos comerciales. En otras partes del mundo el Model Y ya se debería estar fabricando.

    Recientemente os contamos que hay proveedores asiáticos de Tesla que ya han recibido instrucciones para ponerse a producir componentes en masa para el crossover eléctrico. Eso supondría un adelanto de medio año sobre lo previsto, y ciertamente se trata de algo inédito hablando de Tesla.

    La empresa californiana había logrado a su pesar una fama de "tardona" sobre lo previsto

    Para 2021, cuando debería empezar la producción en serie del Model Y en Europa, ya debería estar disponible la versión de acceso, Standard, que tiene recortes en equipamiento de serie, prestaciones y capacidad de baterías. En EEUU y China los primeros Model Y serán versiones más caras y con un mayor margen comercial.

    El emplazamiento de Grünheide contará con todo lo necesario: producción de baterías y cadenas cinemáticas, carrocería, pista de pruebas, amplias zonas de aparcamiento. La capacidad de la planta será muy respetable, 500.000 unidades al año. Hasta contará con su propia estación de tren.

    Elon Musk quedó prendado por la capacidad industrial alemana, no en vano es el principal constructor de Europa y uno de los más reputados del mundo. De hecho, el éxito de la industrialización de sus fábricas se debe en parte a la adquisición en 2016 de Grohmann Engineering, un especialista en robotización de cadenas de montaje con experiencia con Daimler y BMW.

    En 2016 Tesla era un fabricante modesto, no llegaba ni a 80.000 vehículos al año. En 2021 su capacidad combinada puede superar el millón de unidades al año, es un salto de importancia. Además, será de facto una multinacional con capacidad de producción en los tres continentes principales: Europa, América y Asia.

    Para cuando el Model Y se empiece a fabricar en Europa seguramente ya hayan llegado unidades importadas desde Estados Unidos, si es que finalmente no se llega a más en la guerra comercial entre el país norteamericano y la Unión Europea. El Model 3 llevará ya varios meses en los primeros puestos de ventas de coches eléctricos, y subiendo.

    La transición hacia la electromovilidad que planea la Unión Europea y sus objetivos de descarbonización para 2030 acelerarán la implantación de los coches eléctricos, redes de recarga rápida "decentes" y, en general, la popularidad de los coches sin tubo de escape. A diferencia de varios competidores, Tesla no tiene que gastar dinero en "descarbonizarse", todos sus coche son de emisiones 0 (g/km de CO2).

    Cierto es que habrá ya competidores de la industria europea, tanto para Model 3 como para Model Y, pero de momento Tesla tiene cogida la sartén por el mango. Son coches muy apreciados por su imagen de marca, su tecnología, prestaciones... y eso seguirá siendo durante un tiempo una ventaja competitiva de importancia.

    Fuente: Bild