¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Lexus estudia diferentes posibilidades para fabricar en China

Lexus estudia seguir el camino de las marcas Premium alemanas fabricando algunos de sus modelos en China. Al menos, es lo que por ahora se encuentra estudiando la marca japonesa, junto a Toyota, solo cuatro años después de que la matriz negara esta posibilidad preocupada por los estándares de calidad de sus modelos. Hoy, las cosas son distintas y están valorando las posibilidades.

Lexus RX L, el SUV de siete plazas de la marca japonesa

Abaratar los costes de la mayor forma posible implica fabricar productos fuera del mercado doméstico local o trasladar la producción de diferentes modelos a países donde la mano de obra es mucho más barata, y el caso de las marcas alemanas es uno de los ejemplos más claro.

Desde Méjico hasta China o India haciendo escala en Sudáfrica, todo por mantener una elevada producción de sus modelos que les permita alzarse a finales de año con el título de "mayor fabricante" por volumen y superar al vecino. En esas se encuentra Lexus ahora mismo, estudiando las diferentes posibilidades para fabricar algunos de sus modelos en el gigante asiático, a pesar de que la propia marca nipona anunció hace cuatro años que no produciría en este país.

Entonces, en 2014, el factor que inclinó la balanza para tomar esta decisión se basó en la preocupación de los responsables de la sede en Japón para mantener los niveles de calidad, lo que supone pensar que la situación ha cambiado y esa preocupación ha pasado por completo.

Lexus ES, uno de los modelos de la marca nipona más vendidos en China

Según la agencia Reuters, responsables de Toyota han hablado con sus homólogos de Guangzhou y FAW sobre una posible producción de modelos de Lexus en China que, por un lado, reduciría los costes frente a una elevada inversión para construir una nueva factoría específica, pero por otro lado, implicaría una contrapartida a favor del socio chino.

Lo cierto es que se barajan diferentes posibilidades, dado que también juegan otros factores. Aunque el gobierno del país asiático podría permitir a los fabricantes extranjeros operar por su cuenta, todavía requieren una empresa conjunta con un fabricante de automóviles chino, pero la forma más fácil de salir de este esquema de empresa conjunta es fabricar coches eléctricos puros, la segunda razón para suponer que Lexus esté considerando la producción en China.

Frente a esta posibilidad, no todos están contentos en el seno de la marca japonesa. Y es que a mediados de 2018, el gobierno chino redujo la tasa de importación de automóviles del 25 al 15 por ciento, por lo que los aranceles de importación vuelven a ser altos y hace que la importación desde Japón sea más atractiva.

En cualquier caso, los próximos meses serán cruciales para el fabricante japonés de lujo, cuyas ventas en el país asiático alcanzaron las 132.900 unidades en 2017, siguiendo muy de cerca a las Premium alemanas de Audi, BMW y Mercedes, considerando al país como el segundo mercado más grande del mundo después de Estados Unidos.

Fuente: Reuters

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto