¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Filtradas las patentes de una nueva estructura trasera sobre el Mazda RX-Vision

    Filtradas las patentes de una nueva estructura trasera sobre el Mazda RX-Vision
    Patentes filtradas de una nueva estructura trasera más rígida de MazdaIPForce.jp
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Nueva filtración del registro de patentes, y de Mazda. El organismo japonés ha dejado escapar un interesante documento en el que muestra la patente de la marca nipona sobre una nueva suspensión trasera, curiosamente montada en un deportivo que prefigura el RX-Vision concept presentado en 2015.

    El registro de patentes de Japón ha filtrado un interesante documento relacionado directamente con Mazda. La firma japonesa solicitó el registro de unas patentes de una nueva suspensión trasera. En concreto, unos esquemas técnicos basados en la nueva plataforma de propulsión trasera que estrenará el nuevo Mazda6, la plataforma «Skyactiv Multi-Solution Scalable Architecture», que indican una nueva estructura trasera con una especial atención a la rigidez de la suspensión.

    La solicitud de las patentes se realizó en enero de 2020 y se ha culminado el proceso este pasado mes de julio. Los esquemas técnicos se han mostrado en un un deportivo con un diseño ligado directamente al Mazda RX-Vision presentado en el Salón de Tokio 2015, no significa una confirmación expresa de que este modelo vaya a ver la luz de producción, pero sí que supone que la nueva solución de la suspensión trasera está especialmente desarrollada para un modelo con una dinámica de conducción muy deportiva.

    Filtración de nueva suspensión trasera de Mazda
    La filtración de la nueva estructura trasera de Mazda cuenta con un túnel de transmisión, por lo que no es un eléctrico

    Las nuevas patentes filtradas de Mazda no confirman su producción

    Los dibujos, que tienen asignado el código de patente «P2021-112926A», muestran la idea técnica de cómo una estructura trasera puede garantizar la máxima rigidez del soporte de la suspensión trasera y transmitir las cargas de empuje entre el umbral lateral y el pilar posterior. La traducción del documento señala concretamente que «El vehículo de esta realización adopta una estructura denominada de bastidor espacial en la que una pluralidad de bastidores hechos de aleación de aluminio extruido están conectados para formar un esqueleto de carrocería de vehículo, y también adopta una estructura central sin pilares con dos puertas laterales. Es un auto deportivo».

    La nueva patente de Mazda ofrece una vista de un nuevo bastidor en el que la resistencia es el objetivo fundamental, si bien también muestra un avanzado bastidor de aluminio como soporte de la carrocería, complementado con esa nueva suspensión trasera. Cualquiera de las dos soluciones propuestas puede llegar a convertirse en una importante novedad a bordo de un modelo de producción en serie en los próximos años.

    En unos tiempos en los que los coches eléctricos son ya una realidad, esta visión técnica de las patentes deja claro que no se trata de un modelo de cero emisiones. Mucho se ha hablado en los últimos tiempos de la resurrección de un deportivo, un RX-9, pero la firma siempre ha guardado un escrupuloso silencio acerca de este futuro modelo. El futuro RX-9 es posible transformado en un híbrido enchufable de alta potencia, incluso utilizando el ansiado nuevo motor Wankel, quizás de ahí esta nueva estructura para soportar una elevada fuerza.

    Filtración de nueva suspensión trasera de Mazda
    Esquema técnico de la nueva suspensión delantera y estructuras de aluminio patentadas por Mazda

    Fuente: Jalopnik / Fotos: IPForce.jp