¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Las versiones 180 d de Mercedes estrenan nuevo motor diésel

    Detalle del motor diésel de 2.0 litros OM 654 q de Mercedes, uno de los bloques más eficientes Mercedes

    Para muchos es una auténtica revolución que Mercedes haya decidido sustituir el motor diésel de 1.5 litros que venía montando de Renault, apostando por otro de desarrollo propio que fue estrenado con el GLB. Desde mediados de noviembre, todos los compactos montarán el nuevo motor diésel de 2.0 litros, aunque con igual potencia.

    Hace tan solo unos días que nos enterábamos que Mercedes había decidido dejar de montar el motor diésel de origen Renault en sus modelos compactos. Se trata del motor diésel de cuatro cilindros y 1.5 litros que, en la marca del Rombo, recibe el nombre comercial de Blue dCi. Realmente, este movimiento estratégico, y lógico, ha supuesto una auténtica revolución para algunos.

    Pero es la apuesta más lógica cuando los de la estrella ya contaban con el nuevo motor en el GLB. El segundo SUV compacto estrenó este motor conocido internamente como «OM 654 q», un propulsor que aumenta la cilindrada en casi medio litro -1.950 centímetros cúbicos- con lo que asciende a 2.0 litros. El motivo principal es el cumplimiento de las nuevos límites de emisiones de CO2, que entran en vigor en 2021, utilizando un propulsor que ya cuenta con el certificado de cumplimiento de la nueva norma Euro 6d.

    El Mercedes GLB estrenó el nuevo motor diésel OM 654 q, un bloque derivado del Clase E

    El nuevo motor diésel «OM 654 q» de Mercedes es más ligero, fabricado en aluminio

    Más allá del desplazamiento o cubicaje de ambos motores, el de Renault se ha caracterizado por ser un bloque pequeño, de consumos ajustados y buen rendimiento ofreciendo una potencia máxima de 116 CV. La misma que también homologa el motor diésel de la estrella que se monta en transversal, pero que a partir de ahora ofrecerá un mayor desahogo al motor, un mayor par motor, incidiendo también en el consumo de combustible, que se verá reducido hasta un 15% comparado con el predecesor.

    El cambio del motor diésel no supone diferencias en las denominaciones comerciales, manteniéndose la actual de «180 d», introduciendo importantes ventajas para los futuros propietarios como la distribución por cadena, a la vez que también será más silencioso gracias a dos árboles contrarrotantes colocados a los lados del cigüeñal que reducen las vibraciones.

    Comparado con el motor de Renault, el de Mercedes cuenta con la más avanzada tecnología para cumplir con las exigentes normas de emisiones, con válvulas de recirculación de gases de escape EGR de baja y alta presión, filtro de partículas y catalizador SCR con inyección de AdBlue para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno.