Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

MINI actualiza su logotipo y lo estrenará en el Salón de Ginebra

La marca británica actualiza su imagen de marca con un nuevo logotipo más moderno, anticipado en el concepto del que será el primer modelo eléctrico de la marca y que veremos a partir de marzo cuando sean presentados los renovados MINI y MINI Cabrio.

La nueva cara de MINI se estrenará en marzo, en el Salón de Ginebra 2018. En el primer gran escenario europeo del motor, el fabricante británico presentará un nuevo logotipo que se verá en todos los modelos de la marca, comenzando con los renovados MINI Hatch, MINI 5 puertas y MINI Cabrio.

La rueda alada de MINI cuenta con el nombre en mayúsculas en el centro, pero ahora se presenta con un enfoque más minimalista y un diseño más plano, un nuevo emblema que garantiza que la marca sea inmediatamente reconocido en un efecto de blanco y negro marcadamente contrastante que transmite más claridad a la nueva identidad de la marca.

El trabajo, que se ha encargado a la agencia alemana KKLD, está basado en el mismo logotipo tridimensional que BMW diseñó en el relanzamiento comercial de de la marca británica en 2001, el nuevo emblema se lucirá en el el borde del capó, el portón trasero, en en volante y en la llave-mando control remoto.

De izquierda a derecha, los logotipos de Morris y MINI en sus diferentes épocas de los últimos sesenta años

El nuevo rediseño del logotipo de MINI presenta similitudes con el que se lucía en la década de los años 90, especialmente por sus letras mayúsculas en el medio de un círculo con alas estilizadas. La combinación de la rueda y las alas se remonta a los primeros años del Morris Mini-Minor, un modelo idéntico al Austin Seven de 1959, que fue el primero en llevar el logo de Morris con un buey rojo y tres olas azules -símbolo de la ciudad de Oxford- dentro de un círculo con dos alas estilizadas a izquierda y a derecha.

Por el contrario, el Austin Mini de 1962 contaba con un logotipo de forma hexagonal y colocado en la parrilla del radiador luciendo la inscripción y el emblema de la marca y, a su vez, también nacieron dos modelos más bajo las siglas de la British Motor Corporation, los Wolseley Hornet y Riley Elf, con un diseño más elaborado y cada uno con su propio logotipo.

En 1969, las cuatro insignias de Mini se acabaron con la llegada de un nuevo modelo a la planta de Longbridge y con un único emblema que mostraba un diseño abstracto que no compartía nada con los anteriores originales, rediseñándose en diferentes épocas pero sin perder su estilo.

De izquierda a derecha, los Riley Elf y Wolseley Hornet, mecánicamente idénticos al Mini clásico pero con un diseño un poco más refinado y elaborado

Cuando la marca fue adquirida por BMW en 1990, entonces se produjo el mayor cambio volviendo a los orígenes. El grupo alemán decidió dotar al logotipo de una imagen especial con una rueda cromada sustituyendo la parte central con el buey y las olas por la inscripción "MINI COOPER" en letras rojas y con una corona de laurel verde sobre un fondo blanco, y apenas seis años después volvió a modificarse eliminando el nombre "Cooper".

Con la llegada del nuevo siglo XXI, en noviembre del año 2000, el gigante alemán decidió que era hora de redefinir toda la identidad de la marca británica, incluyendo la enseña estrenando modelo y un nuevo logotipo con una forma tridimensional con el nombre de la marca en blanco sobre fondo negro.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto